“Son obras que están transformando la ciudad”: Enrique Peñalosa

La administración presenta un reporte de las obras que se están ejecutando y las que están listas. En total, dice, se registran más de 2.200.

/ Cortesía Alcaldía de Bogotá

Aunque los bogotanos se quejan a diario de los tediosos trancones que inundan la ciudad, debido a las obras que a ojo no se ven avanzar, desde la Alcaldía Mayor hacen un llamado a la tranquilidad y presentan un parte de cumplimiento. Afirman que el crecimiento y desarrollo de la capital marcha a paso firme y con resultados concretos.

Para validar lo anterior, la administración presenta un reporte de las obras que se están ejecutando y las que están listas: en total, dice, se registran más de 2.200 frentes de obra por toda la ciudad, sin contar con los trabajos que vienen a futuro.

“Estamos contentos de presentar las obras de todo tipo que estamos adelantando, como los proyectos de colegios, vías y parques. Esto sin contar las grandes obras que vienen como hospitales, el metro… Y lo que ya está andando, trabajos que se concentran en un 95 % en estratos 1, 2 y 3. Estamos generando miles de empleos y, además, las cifras muestran claramente cómo Bogotá está mostrando mejores indicadores en empleo y obras civiles. Los trabajos que se vienen van a ser gigantescos y su efecto se sentirá entre 2020 y 2022”, dijo el alcalde Enrique Peñalosa.

Según reporta la administración, “esta dinámica ya se evidencia en el crecimiento del 50 % del PIB de obras civiles, sin contar los megaproyectos que vienen en camino. La Nueva Bogotá es motor de desarrollo y, por consiguiente, generan más empleo y mejores condiciones de vida para todos”, resalta.

Para el secretario general del Distrito, Raúl Buitrago, “basados en cifras de Planeación Distrital, vamos en un 49,7 % de cumplimiento con el Plan de Desarrollo, en un 52 % del tiempo transcurrido. Vamos en la ruta y muchas de las metas que nos hemos trazado, podemos decirles a los ciudadanos, las hemos cumplido. Estamos trabajando sin descanso, concentrados, enfocados en sacar adelante los proyectos”.

Por eso el Distrito señala que se trata de obras que están transformando la ciudad, principalmente en términos económicos, sociales y culturales. “Con todo esto, estamos frente a unas inversiones que alcanza más de $40 billones. Esto es equivalente a tres veces lo que costó la ampliación del Canal de Panamá. Todas estas obras que quedarán contratadas son el resultado de dos años y medio de trabajo intenso, en el que se logró conseguir los estudios y diseños”, agregó el alcalde.

Obras que cambian vidas

La Alcaldía recalca que, además de las obras civiles, se están adecuando espacios para los niños y jóvenes de Bogotá con la revolución de los colegios, que contempla la construcción y reconstrucción de planteles educativos para su formación. Al igual que escenarios culturales con una amplia intervención en monumentos, auditorios, teatros y nuevos espacios, como la Cinemateca. Sin dejar de lado los escenarios deportivos y parques, que en total suman 414 intervenciones.

En su balance de infraestructura social, desde la Alcaldía reportan el avance en jardines infantiles, centros de atención al adulto mayor y centros para personas en condición de discapacidad, así como las 186 intervenciones en acueducto y alcantarillado, entre renovación, construcción, mantenimiento de redes de abastecimiento y en obras complementarias para descontaminar el río Bogotá.

“La historia aquí no para. Esto es lo que hemos entregado o lo que en este momento está en obra. Así como nos ha enseñado el alcalde, la tarea no termina ahí, que lo mejor está por venir. Seguimos construyendo la nueva Bogotá y los proyectos emblemáticos que se van a iniciar en los próximos meses cambiarán para bien y para siempre el carácter y la forma en la cual los bogotanos se relacionan con su ciudad”, concluyó el secretario y vocero del Distrito, Raúl Buitrago.

El llamado de la veeduría

Ante este panorama, el veedor distrital Jaime Torres asegura que “el desafío para la administración estará en la adjudicación e inicio de las grandes obras planeadas, tales como el metro de Bogotá, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Canoas, las troncales de Transmilenio (carrera séptima, avenida 68, avenida Boyacá y la ALO), los proyectos viales de acceso a Bogotá y la infraestructura social (30 colegios públicos, 13 jardines infantiles y 6 hospitales públicos). Esas pueden ser menos en cantidad, pero de mayor impacto durante su construcción”.

Admite Torres, además, que “la administración muestra avances importantes en el desarrollo de obras como el Transmicable, la recuperación de la malla vial local, la intervención de parques de la ciudad, entre otros, así como en los estudios y la estructura de financiamiento de los megaproyectos”.

Sin embargo, añade, “tomando en cuenta que este año el Distrito ha contado con el mayor presupuesto de los últimos años, y la ejecución presupuestal no supera el 55 % con corte a octubre, se percibe un rezago en la puesta en marcha de los grandes proyectos que requiere la ciudad, lo cual representa un gran reto en el período restante de esta administración: muchos proyectos por contratar y poco tiempo para concretarlos”.

Por eso concluye que “la Veeduría Distrital hace un llamado de atención a la administración a mejorar la coordinación entre entidades responsables de las obras, ya que las fallas en este aspecto afectan el cumplimiento de metas, pueden generar sobrecostos y demoran la puesta en servicio y operación de los trabajos. Hemos encontrado que muchos proyectos no cuentan con una buena gestión social y hace falta información clara, lo que afecta la apropiación ciudadana de los proyectos”.