‘Son trabajos de mantenimiento normales’: Distrito sobre tala de árboles

La administración le respondió a la Personería Distrital, que cuestionó los procesos de tala en varias partes de Bogotá, y anunció que suspenderá temporalmente las actividades en la carrera novena.

El Distrito otorgó licencias para la tala de 1.192 árboles. / Mauricio Alvarado

Ante la petición realizada este viernes por la Personería de Bogotá, que le reclamó al Distrito que cese “la tala indiscriminada” de árboles hasta tanto se demuestre –con estudios en mano y evidencias de decisiones ponderadas– la necesidad de derribarlos, la Secretaría de Ambiente respondió y aseguró que los trabajos se enmarcan en labores de mantenimiento rutinario para evitar incidentes o tragedias.

(Lea: Tala de árboles en Bogotá: Personería exige un alto y pide suspender procesos)

Así lo dio a conocer el subsecretario de esa entidad, Óscar López, quien sostuvo que en lo corrido del año se han caído más de 570 árboles en la ciudad, alrededor de cinco cada dos días, por lo que se requieren de este tipo de trabajos de tala y mantenimiento en el arbolado urbano.

Frente a los cuestionamientos del ente de control, que llamó la atención por la aparente falta de socialización de los procesos y carencias en materia de participación ciudadana, el funcionario sostuvo que sí se han adelantado los procesos. Sin embargo, pidió acompañamiento a la Personería para ajustarse a sus requerimientos.

“El Jardín Botánico ha adelantado los procesos de socialización y sensibilización. Hoy se le va a solicitar a la Personería que defina cuál es el procedimiento que están reclamando (…) Hemos generado diferentes espacios de diálogo que se han implementado periódicamente y se continuarán propiciando, para que la comunidad conozca las labores de intervención”, declaró López.

Previamente, la personera distrital, Carmen Teresa Castañeda, criticó a la administración y pidió que cese la tala de árboles en la ciudad: “Bogotá es una ciudad llena de cemento, donde difícilmente vemos árboles y aquí nos damos el lujo de talarlos”, manifestó la funcionaria.

Aunque la administración ha defendido que se trata de una tarea indispensable y planeada, cuyo fin es eliminar el riesgo que representan algunos individuos enfermos o que están a punto de caer, para el ente de control se trata de determinaciones que no están lo suficientemente respaldadas con el agravante de que se está pasando por alto a la comunidad.

Lo anterior, tras evidenciar aparentes falencias en los procesos de socialización previo a cualquier intervención, lo que iría en contravía del derecho a la participación ciudadana: “Nos llama la atención esta desesperada motivación de talar árboles cuando ni siquiera se hizo una socialización con residentes. A quienes les hicieron esa aparente o mentirosa socialización fue a celadores de conjuntos. Parece que la voz de la gente no se tuviera en cuenta para nada”, declaró Castañeda.

En respuesta, el Jardín Botánico anunció que suspenderá temporalmente las actividades de tala en la carrera novena, acatando la instrucción de la Personería. “Nuestro compromiso es garantizar que Bogotá tenga cada día más árboles, en óptimas condiciones y prestando los mejores servicios ecosistémicos para la ciudadanía. Por eso, hemos plantado cerca de 87.000 nuevos árboles y 8.500 buganvilias en toda la ciudad”, señaló Ambiente.

Además de advertir que en los procesos no se evidenció la presencia de algún ingeniero forestal o un experto en el tema, la personera manifestó que, de los árboles que se están talando, “un número muy pequeño tiene o contaba con alguna enfermedad”. Indicó también que el Distrito no se estaría tomando el trabajo de elaborar un estudio o diagnóstico para recuperar los individuos antes de talarlos.

“De los 1.192 árboles que se van a talar, no existe una necesidad seria, estudiada y ponderada que lo justifique. Lo que se ha querido es arrasar con los aboles sin mayor razón. No conocemos lo que supuestamente soportó el otorgamiento de las licencias ambientales para el diseño paisajístico que se quería modificar”, precisó la personera.

Ante ello, la Secretaría de Ambiente declaró que el Distrito cuenta con un equipo de 57 ingenieros forestales, quienes son los encargados de todas las evaluaciones y diagnósticos del arbolado de Bogotá, “lo que garantiza que nuestro único fin sea velar por el óptimo desarrollo y cuidado de las coberturas verdes en el espacio público de la ciudad”.

 

* * *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: