En Suba, Kennedy, Engativá y Usaquén se presentan la mayoría de accidentes viales

La Policía asegura que el estrés es una de las causas.

Dormir bien, planear la ruta, hacer ejercicios de respiración, levantarse más temprano y evitar distractores internos y externos, entre otros, son algunos ejercicios que evitan el estrés a la hora de conducir, de esto se trata la nueva campaña ¿Mucho afán? que adelanta a partir de este lunes la Secretaría de Movilidad en las localidades de Suba, Kennedy, Engativá y Usaquén.

La estrategia que se desarrollará en las mencionadas localidades por ser las que presentan el mayor número de accidentes en vía, pretende concientizar a la ciudadanía de cómo la alteración psicofísica puede ocasionar siniestros en vía, alterando la vida del conductor y su entorno.

"Con esta campaña buscamos que las personas tomen consciencia de lo que genera el afán vinculado al estrés, dado que no se pueden tomar decisiones con criterio sino alteradamente", dijo María Isabel Rodríguez, profesional de la Secretaría de Movilidad.

La estrategia la desarrollarán más de 150 personas de la Ola Naranja, quienes entregarán información sobre los problemas fisiológicos que se pueden presentar por estrés y cuáles son algunos de los compartimientos que pueden irrespetar la norma y afectar el bolsillo de los ciudadanos. Así mismo se escenificarán tales comportamientos a través de sketchs.

"Se ha evidenciado que muchas de las causas probables de accidentes de parte de conductores se debe a comportamientos bajo estrés, que pueden ser por el afán de querer pasar al otro, por la prisa de pasarse las señales de tránsito, frenar abruptamente o porque van tarde para sus lugares de trabajo o estudio o en algunos casos por el trancón", aseguró Rodríguez.

El dormir bien, de 7 a 9 horas según los últimos estudios realizados en Japón; planear la ruta con vías alternas en caso de obras, levantarse un poco más temprano, hacer ejercicio y comer bien genera ‘Endorfinas', la llamada hormona de la felicidad, lo que hace que el cuerpo se relaje y pueda funcionar al 100%. Igualmente, el evitar distractores externos como vallas publicitarias, pantallas de video, lo que hace que el conductor divida su concentración tanto en los elementos de afuera del vehiculo como en conducir.

Entre los hábitos internos que comúnmente realizan los conductores dentro del vehículo están: el hablar y chatear por celular, comer, fumar, conversar con otra persona y hasta el escuchar música, actividades que se hacen cotidianamente pero que van estresando poco a poco a los conductores.