Supersalud descartó negligencia médica en muerte de bebé en Cafam

Aseguran que se cumplió con toda la normatividad y que se le prestó la atención necesaria.

Una semana después de conocerse la muerte de la bebé de 11 meses Ana María Forero Villamil en la clínica Cafam, la Superintendencia de Salud descartó negligencia médica en ese caso y anunció que se abrió una investigación preliminar para hallar las presuntas fallas que se pudieron haber presentado en los protocolos de atención.

La SuperSalud informó que se está a la espera de que las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), Cafam Floresta y Cafam Calle 51, que prestaron el servicio a la bebé, presenten los descargos para establecer las fallas en las que presuntamente pudieron haber incurrido.

El superintendente delegado para la Atención en Salud, Gilberto Álvarez Uribe, dijo en diálogo con Caracol Radio: “hemos constatado que en el caso de Ana María Forero Villamil no se presentaron problemas con la afiliación, ni con la garantía de la red de atención, ni con el acceso a los servicios de salud, que en todo caso brindó la EPS Cafam”.

El funcionario precisó que “en este caso no se configuró lo que se ha llamado ‘paseo de la muerte’ porque a la menor se le garantizó la atención inicial de urgencias y el traslado en servicio de ambulancias cumpliendo con toda la normatividad”.

Andrea Villamil, madre de la menor, ha asegurado que la bebé no recibió atención por parte de la EPS Famisanar.