Suscriben convenio para ampliar tratamiento de aguas del río Bogotá

Con el acuerdo se establecen las obras de ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales El Salitre, que costarán 370 millones de dólares y beneficiarán a cerca de 2 millones de bogotanos.

Alcaldía de Bogotá

Este lunes, La Secretaría Distrital de Ambiente, la Corporación Autónoma Regional (CAR), la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y voceros de la comunidad de Suba y Engativá y Suba, llevaron a cabo la firma de un acuerdo mediante el cual se establecen las obras de ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) El Salitre.

De esta forma, con la firma del acuerdo entre las partes, se garantiza la pronta adjudicación y ejecución de este megaproyecto de ampliación y optimización de la PTAR El Salitre, con el que se busca purificar en mayor escala el agua que llega al río Bogotá.

Susana Muhamad, secretaria Distrital de Ambiente, manifestó que “este proyecto, sin lugar a duda, servirá para mejorar la calidad de agua, pero dejamos en claro que desde la Administración buscamos concertación con organizaciones ambientales y ciudadanos para la protección de los humedales, velamos por ampliar las áreas protegidas de forma inteligente y buscamos generar conectividad ecológica que es lo que la ciudad requiere”.

Según cifras del director (e) de la CAR, Néstor Guillermo Franco, este proyecto, estipulado en el acuerdo 171, está garantizado gracias a recursos propios de la Corporación y al respaldo del Banco Mundial, juntando así los 370 millones de dólares que costará la ampliación y tratamiento de la planta.

El principal objetivo del proyecto es iniciar el tratamiento de las aguas residuales producidas en el norte de la ciudad, buscando el beneficio de cerca de 2 millones de bogotanos que habitan el centro y norte de la ciudad.

En cuanto a los compromisos contemplados con los líderes comunitarios de Suba y Engativá, están la generación de nuevos humedales en la zona aledaña a la PTAR, garantizar la mitigación de olores con la realización de un tratamiento secundario con desinfección de esta agua. Esto con el fin de que los nuevos predios puedan utilizarse con fines agrícolas y pecuarios.

Con las obras que realizarán en la planta, se espera subir la PTAR a tratamiento secundario y aumentar su capacidad, pasando de cuatro a ocho metros cúbicos. Según la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, esto es fundamental pues de esta manera es posible llegar a tratar el ciento por ciento de aguas residuales de la cuenca del río Salitre, esencial para el saneamiento del río Bogotá.  

últimas noticias