Suspenden a profesor de educación física en Bogotá que habría abusado de menor

Según la versión de la madre de la pequeña, el docente le ofrecía dinero y la intimidaba para que callara los abusos. Cambios bruscos y atípicos en la conducta de la niña, como rebeldía y agresividad, despertaron la sospecha de la familia.

Tomada de Pixabay/Referencia

A cambio de dinero y a punta de amenazas, un docente de una institución educativa en Bogotá habría presionado a una menor de ocho años para que guardara silencio frente a los presuntos abusos de los que era víctima. El sujeto, quien se desempeña como profesor de educación física, fue suspendido provisionalmente de su cargo mientras la Fiscalía y la Personería Distrital indagan los hechos.

Según la versión de la madre de la pequeña, desde agosto pasado comenzó a notar cambios bruscos y atípicos en su conducta: súbitamente, la niña adoptó una actitud agresiva, rebelde y aislada. A lo anterior, se sumó que, sin razón alguna, la menor llevaba dinero a la casa, lo que despertó sospechas.

Igualmente alarmante fue el comportamiento de la niña: de acuerdo con la madre, repetía que se quería morir, que no quería volver a su colegio –ubicado en la localidad de Puente– Aranda e incluso, se hacía daño con los lápices en los brazos, incineraba sus muñecos y guardaba debajo de su colchón un bisturí.

Tras interrogar reiteradamente a la niña, esta le confesó a su madre que era víctima de abuso y que quien le daba el dinero era su profesor de educación física, identificado como Edgar Orlando Naranjo Colorado. “Ella me dijo que era él quien le había dado la plata, pero que también le tocaba los senos y la vagina. La besaba y la hacía desvestir”, narró la mujer.

Al no encontrar una respuesta favorable por parte de la institución y de la misma Fiscalía, la madre de la niña acudió a la Secretaría de Educación Distrital y a la Personería de Bogotá. Fue este último organismo el que ordenó la suspensión del docente por un periodo de tres meses mientras investiga los presuntos actos sexuales abusivos y reiterados contra la menor.

En opinión del organismo, la falta en la que habría incurrido el docente es gravísima, “al valerse de su condición, presuntamente, para abusar de la menor y atentar contra su dignidad e intimidad”. Por estos hechos, el ente de control le inició un proceso verbal, formuló cargos y citó a audiencia pública, el próximo 22 de diciembre, para que rinda versión libre y descargos.

“La medida de suspensión provisional pretende evitar que el profesor pueda seguir incurriendo en las conductas, por las cuales es cuestionado, más aún cuando en el centro educativo le ofrecieron como solución a la queja de la madre el traslado de la menor a otro colegio y no al docente”, precisó la Personería.

 

últimas noticias

Belén, un espacio para el skateboard en Bogotá

La champeta que se instaló en Bogotá