Suspensión de rumba extendida en Bogotá derivará en riñas, colapsos y clubes nocturnos: Asobares

El presidente del gremio asegura que el Distrito está culpando a los establecimientos nocturnos de problemas que no ocasionan.

Alcaldía de Bogotá.

Una vez se conoció la decisión de la Administración Distrital de derogar el decreto que permitía la ampliación del funcionamiento de bares y discotecas en ocho zonas de cuatro localidades de Bogotá, la Asociación de Bares de Colombia (Asobares) se pronunció, rechazando la decisión e invitando a la realización de un debate público en el que se discutan puntos en contra y a favor de la extensión de la noche en Bogotá hasta las 5:00 a.m.

La decisión tomada este martes, anunciada por el secretario Distrital de Gobierno, Miguel Uribe, significa la suspensión de actividades luego de las 3:00 a.m. a cerca de 250 bares y discotecas. De esta forma, mientras el Distrito realiza una evaluación total de la situación de los establecimientos nocturnos de la ciudad, decretó el fin de la denominada ‘Fiesta sana y segura’, medida perteneciente a la administración Petro, y que buscaba que bares y discotecas funcionaran las 24 horas.

Al respecto, el presidente de Asobares, Camilo Ospina, indicó que la Alcaldía de Bogotá está culpando a la noche bogotana de otros problemas que, en su concepto, no tienen nada que ver con la actividad de los establecimientos nocturnos. En diálogo con RCN Radio, el directivo explicó los impactos negativos de la medida, y propuso la realización de un debate público para que la ciudadanía aporte sus opiniones sobre la medida.

“Nos sorprende que el Distrito nos achaque la culpa por problemas propios de la ciudad, como presencia de bandas armadas, una deficiente manipulación de las basuras y riñas en espacio público que no son nuestra responsabilidad, pero la tienen como excusa para no extender la norma, que expiró el pasado 29 de febrero”, manifestó Ospina.

Según el presidente de Asobares, la suspensión de la ‘Fiesta sana y segura’ tendrá como consecuencia nuevos problemas, especialmente a las 3:00 a.m., hora en que tendrán que salir todos los clientes de los bares y discotecas. Ospina indica que algunos de los problemas que ocasionará la salida de más de 500 mil personas de estos negocios, serían el colapso de los parqueaderos, riñas y la reaparición de clubes nocturnos a los que no podrá entrar la Policía.

"Nuevamente en Bogotá todos los establecimientos sacando la gente a la misma hora con todos los impactos perversos que tiene eso, la migración entre zonas, los clubes van a volver a aparecer y allá las autoridades si no pueden entrar", manifestó el vocero del gremio de bares del país, quien finalmente aseguró que los estudios presentados por el Distrito para hacer efectiva la suspensión de la rumba extendida, no son los mismos que ellos conocían y con los que el decreto venía funcionando.

Temas relacionados