Tatequieto a colados: proponen endurecer multas y trabajo comunitario en Transmilenio

Desde el Concejo de Bogotá reclaman por sanciones ejemplares para quienes evaden el pago del pasaje: un problema ya que trascendió el tema de cultura ciudadana y se está convirtiendo en un asunto de seguridad.

El proyecto propone multas de hasta $500 mil para quien evada el pago. /Agencia EFE

Según cálculos de la Policía de Bogotá, diariamente 5.000 personas evaden el pago de los $2.000 del pasaje de Transmilenio. Eso indica que, en apenas un día, el sistema deja de percibir $10 millones por colados. Para hacerle frente a este fenómeno, se han puesto en marcha todo tipo de estrategias: campañas de concientización; sanciones como hacer planas; mayor vigilancia y más policías; instalación de puertas ‘anticolados’ y barreras. Sin embargo, parece que nada ha sido suficiente para combatir con eficacia el problema. ¿Qué hacer?

Desde el Concejo de la capital creen tener la ‘receta’ para ponerles un tatequieto a los colados y, al mismo tiempo, recuperar la cultura ciudadana que brilla por su ausencia en Transmilenio y que derivó, incluso, en el asesinato de un empleado que intentó evitar que un sujeto se colara en una estación del centro de la ciudad. (Lea: Colados en Transmilenio, un problema sin diagnóstico)

Endurecimiento de las multas y trabajo comunitario para quienes sean sorprendidos evadiendo el pago del pasaje. Esa, según la bancada del partido Cambio Radical en el Cabildo Distrital, es la manera más eficaz de combatir a los colados y enviar un fuerte mensaje a la sociedad sobre los efectos de ingresar al sistema sin pagar. Para ello, ya tienen listo un proyecto de acuerdo que modifica el que implementó el Código de Policía en Bogotá.

De acuerdo con el autor de la iniciativa, el concejal Julio César Acosta, el endurecimiento de las sanciones pretende garantizar una sana convivencia y un uso adecuado de Transmilenio. Así, se fijarían multas de hasta $500 mil para quien evada el pago (actualmente, según el Código de Policía, se prevén sanciones económicas de casi $200 mil). Quien no pague, establece la iniciativa, no podrá contratar con el Distrito, ni realizar diligencias en entidades o recibir atención en las mismas. (Lea: Colarse en Transmilenio podrá costarle ahora casi $200.000)

Por otro lado, quien fuese sorprendido colándose tendría que brindarle a la ciudad 100 horas de trabajo comunitario o social, las cuales serían cumplidas sirviendo como orientadores y en funciones de aseo en las mismas estaciones del sistema, o en labores de limpieza de parques públicos, guías en bibliotecas o gestores de convivencia.

“Con las modificaciones y adiciones se busca acabar con los colados en el sistema. También se pretende que el Distrito decrete sanciones pedagógicas y económicas ejemplares, para quienes no respeten las normas establecidas (…) Hay que ponerle fin al fenómeno de los colados que ha generado muchas muertes, problemas de seguridad y pérdidas millonarias al sistema”, argumentó Acosta.

Otras disposiciones incluidas en el proyecto de acuerdo tienen que ver con el comportamiento de los usuarios dentro de estaciones y portales. De ser aprobado, quedaría prohibido permanecer de pie dentro del límite previsto para las puertas, buscando así que no se obstruya la apertura y cierre de las mismas a cualquier hora del día.

Adicionalmente, se permitiría el acceso al sistema de animales domésticos siempre que sus tenedores cumplan con las condiciones de seguridad y salubridad. Actualmente, no pueden ingresar animales al sistema, salvo si se trata de perros guías en caso de que el usuario se encuentre en condición de discapacidad.

Por último, se prohibiría que vehículos automotores, bicicletas, patines o, en general, artículos destinados para la práctica del deporte, usen las vías destinadas para el tránsito de los buses articulados.