Todos los municipios de Cundinamarca tendrán servicio de gas

La próxima semana se firmará un convenio con los cinco municipios que faltan para cumplir con la cobertura total en el departamento.

El programa Gas Domiciliario espera llegar a los 116 municipios del departamento este año. / Cortesía

Lilian Flórez, una habitante de Chaguaní, un municipio a 120 kilómetros de Bogotá, siempre ha tenido que cocinar con leña. Todos los días debía ir a buscar la madera, acomodarla en un fogón, prender el fuego y soplar o abanicar la tapa de una olla hasta que por fin prendía. Luego, esperar a que se apagara, quitar los residuos y hacer la misma operación otras dos veces en el día. Como no tenía un fogón de gas, perdía mucho tiempo cocinando para ella y unos abuelos que ayuda. Sin embargo, hace poco su vida cambió con la llegada del gas a su casa.

“Yo les doy de comer a unos viejitos. Aquí tengo un restaurante y todo me tocaba hacerlo con mucha paciencia. Ahora nos instalaron los tubos y todo lo puedo hacer más rápido con el gas. Uno pone la olla y tiene que tener todo eso listo”, cuenta.

Ella es una de las beneficiarias del proyecto Gas Domiciliario, de la Gobernación de Cundinamarca, que instala el servicio de gas en los hogares más humildes del departamento. Se tiene proyectado que sean en total 58.124 las familias favorecidas.

A final de año, según la Secretaría de Minas y Energía, se espera que todos los lugares de Cundinamarca tengan gas, luego del convenio que se firmará la otra semana con otros municipios: Guavio, Gachetá, Junín, Ubalá, Gachalá y Gama, además de cuatro centros poblados.

“Aunque empezó en 2013, no nos imaginábamos que íbamos a lograr llevar este servicio a todos los municipios. Por eso al principio el gobernador Álvaro Cruz decidió poner la meta de los 43, pero el año pasado la duplicamos. Esperamos llegar a final de año a los 116 municipios. Con eso cumplimos con mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes”, señala Uriel Enrique Mora, secretario de Minas y Energía.

Por supuesto, no todos cocinaban con leña, como Lilian, pero sí dependían del cilindro de gas propano, que se cambiaba cada vez que pasaba un camión que podía tardar días. Así lo cuenta Luz Dary Salcedo, del municipio de Nariño, quien agrega que el cambio también los favoreció económicamente, pues un cilindro de gas cuesta $45.000 y ahora el consumo mensual es de $12.000 y cuenta con él las 24 horas.

Si bien el programa lleva el servicio de gas a los hogares, no siempre lo entrega gratuitamente. Sólo las familias de estratos 1 y 2 pueden acceder a ellos con un subsidio del 80 y 70% respectivamente. La Gobernación de Cundinamarca ha invertido alrededor de $15.800 millones.

Para el secretario de Minas y Energía, con el proyecto también se ayuda al medio ambiente reduciendo la tala de árboles para obtener leña en los municipios. “Esto contribuye a la mitigación del impacto ambiental de la deforestación. Hoy sólo contamos con 13% de bosques y hay que cuidarlo”, advierte el secretario.