Claudia López entrega balance sobre el aislamiento en Bogotá

hace 54 mins

¡A tomar precauciones! La calidad del aire es crítica los primeros tres meses del año en Bogotá

El sector ambiente, movilidad y salud anunciaron las acciones preventivas que el Distrito está llevando a cabo para evitar la alerta ambiental en la ciudad. Aunque entregaron un parte de tranquilidad sobre la situación actual, reconocieron que en el primer trimestre del año la situación es crítica pues se presenta un fenómeno climático que no permite que el material particulado cerca al suelo.

El Espectador.

La secretaria de Ambiente de Bogotá, Carolina Urrutia; el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñan; el director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, Manuel González y el director del Laboratorio en Investigación Ambiental de la CAR, Edwin García se reunieron en la mañana de este jueves 23 de enero para anunciar las medidas preventivas que se están tomando desde el Distrito para prevenir una nueva alerta ambiental en la ciudad. Además, aprovecharon para hacer un llamado a los capitalinos a que contribuyan disminuyendo, en la medida de lo posible, las actividades que generan contaminación ambiental.

Aunque la entidad de ambiente fue enfática en aclarar que en este momento no hay una emergencia ambiental en la ciudad, reconoció que todos los sectores transversales a este tema están realizando un monitoreo constante de la calidad del aire en la ciudad, teniendo en cuenta que entre los meses de enero, febrero y marzo, hay mayor exposición al material particulado que se genera en la ciudad. Hay que recordar que en 2019, el Distrito decretó tres alertas ambientales, todas para esta época (dos en febrero y una en marzo)

Según explicó, lo anterior se genera, en gran medida, por un fenómeno que se intensifica en el primer trimestre del año por las bajas temperaturas en las madrugadas y los calores intensos en el día, conocido como inversión térmica. Esta condición puede llevar a que la contaminación aérea quede atrapada cerca del suelo, con efectos nocivos para la salud.

“El clima es un factor determinante por los vientos, ahora está llegando material particulado desde el occidente que puede afectar nuestra calidad. Estamos intensificando operaciones, sumando acciones de prevención y queremos informar a la ciudadanía para que colectivamente podamos contrarrestar una mala calidad de aire”, indicó Urrutia.

Además, la entidad informó que hay planes de ampliar a 20 las estaciones de monitoreo de calidad del aire en Bogotá y evaluar cuáles son las mejores tecnologías para esta medición. Sin embargo, la secretaria afirmó que las 13 que están en operación actualmente arrojan una información confiable y fidedigna de la situación, y que es deber de los ciudadanos consultar el Índice Bogotáno de Calidad del Aire (Iboca) de la Secretaría de Ambiente, para evaluar cómo está el aire en su zona.

Evitar los incendios forestales fue otra de las principales recomendaciones que hizo la entidad a la ciudadanía ya que estas emergencias impactan directamente en la calidad del aire en la ciudad. “No hemos declarado una alerta ambiental porque no se han presentado incendios forestales de gran magnitud en la ciudad que, además de acabar con el pulmón de nuestra ciudad que son los cerros forestales, incrementan considerablemente el material particulado en la ciudad”.

Impacto en la salud

Las condiciones de contaminación del aire que inciden en la salud de las personas pueden ocasionar molestias como: tos y flema, irritación de los ojos y garganta, problemas al respirar, sensación de falta de aire y cansancio o fatiga inusuales.

Las personas más sensibles a los efectos nocivos de la contaminación son los menores de seis años, los adultos mayores de 60 años, las gestantes, los fumadores y quienes padecen cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas (asma o EPOC) o problemas cardiovasculares (hipertensión, falla cardiaca, enfermedad coronaria o enfermedad cerebrovascular).

Las recomendaciones para que los ciudadanos contribuyan a mejorar la calidad del aire son:

*Utilizar el transporte público colectivo en lugar del particular.  

*Usar la bicicleta o caminar.

*Implementar prácticas de eco conducción.

*No realizar asados con carbón, madera o quemas a cielo abierto.  

*Optar por el teletrabajo y postergar las actividades fuera de casa.

Las recomendaciones que entrega la entidad en caso de novedades en la contaminación atmosférica son:

*Realizar actividad física con moderación (caminar o montar en bicicleta), hacer pausas y evitar recorridos largos en horas pico.

*Evitar esfuerzos físicos prolongados en espacios abiertos.

*Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente.

*Intensificar la frecuencia de la limpieza en el hogar.

*Evitar situaciones que desencadenen en afectaciones respiratorias, como cambios bruscos de temperatura, consumir tabaco y usar aerosoles.

Ojo: en febrero de 2020 entran en vigencia las restricciones al transporte de carga

El secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán, informó que para reducir el impacto del transporte de carga, a partir del 31 de enero, comienza a regir el Decreto 840 de 2019 que modifica la restricción de circulación de vehículos de carga de más de 20 años y según su peso en ciertas zonas. Se espera que esta medida reducirá en un 19,6% las emisiones de PM10 del sector transporte.

Según la restricción, estos vehículos que tienen tecnología Euro 3 o inferior, no podrán circular por la zona dos de libre circulación (entre la Boyacá y 170, que involucra la calle 13) en los horarios de entre 5:30 a.m. a 8:00 a.m. y de 4:30 p.m. a 7:00 p.m.

Aunque durante los primeros siete días de restricción se aplicarán amonestaciones pedagógicas a quienes incumplan la norma, a partir del 7 de febrero se realizarán los comparendos por la infracción C14 que equivalen a $438.900.

Además, el secretario indicó que las estrategias para la movilidad sostenible se articularán en tres políticas: movilidad de cero y bajas emisiones: trazará la hoja de ruta para un sistema de movilidad ecoeficiente en transporte público, de carga y privado; uso de la bicicleta: generará de manera integral las condiciones para aumentar y mejorar los viajes, especialmente para las mujeres; y eco conducción: promueve comportamientos de conducción ecoeficiente en los ciudadanos para reducir el consumo de combustible y las emisiones generadas.

 

 

 

 

901141

2020-01-23T09:31:29-05:00

article

2020-01-23T09:59:27-05:00

krodriguezd_197261

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

¡A tomar precauciones! La calidad del aire es crítica los primeros tres meses del año en Bogotá

99

6400

6499