La torre Colpatria se enciende por la memoria de Guillermo Cano

En el aniversario número 30 del asesinato del director de este diario, diferentes sectores se unen para recordarlo. Esta noche en el edificio de Colpatria.

A partir de las seis de la tarde, la torre se iluminará con imágenes de Guillermo Cano. / Archivo
El 17 de diciembre de 1986 sicarios contratados por Pablo Escobar asesinaron al director de El Espectador, Guillermo Cano Isaza. Su trabajo y valores periodísticos de convirtieron en un referente para el mundo entero. Hoy, 30 años después, Colombia recuerda su papel en la lucha contra el narcotráfico y su valentía para decir lo que otros no de atrevieron. Diferentes sectores se han pronunciado para recorda el legado de Cano. Por eso, hoy la Torre Colpatria se iluminará con imágenes del director de este diario.

Desde las seis de la tarde hasta las 11 de la noche, la torre más alta de Colombia iluminará su fachada como homenaje al director caído hace 30 años. Este acto hace parte de una serie de eventos que se llevaron a cabo durante todo este año. El Espectador dedicó 100 días de su edición a conmemorar el nombre de su director.

El pasado noviembre, por otra parte, cuando se celebra el Día internacional para poner fin a la impunidad de crímenes contra la prensa, declarado por la ONU, y justo a 45 días de que se cumplieran tres décadas del asesinato de Cano, su rostro y el de 152 periodistas y empleados de medios de comunicación más, todos asesinados mientras ejercían su deber, estará presente en la Plaza de Bolívar de Bogotá. En un acto simbólico, familiares, amigos, periodistas y organizaciones dedicadas a la libertad de prensa les rendieron un homenaje. Vea aquí un documental sobre el director. 

Ese mismo día, en diálogo con El Espectador, Ana María Busquets de Cano, esposa de Guillermo Cano Isaza y presidenta de la Fundación que lleva el nombre del director de este diario, fue enfática en decir: “Preferiría tener hoy a Guillermo vivo y no ver nada de lo que va a pasar hoy. Sería más bonito. Agradezco la colaboración y la fraternidad de todas las organizaciones y sé que vamos a concentrar a mucha gente, como en 1986 lo hicimos en la Marcha del Silencio”. Ana María Busquets se refiere al 19 de diciembre de hace tres décadas, cuando miles de personas salieron a las calles a repudiar el asesinato de este periodista que se encargó de advertir la influencia del narcotráfico en diversas instancias del poder. 

Vea aquí el especial de El Espectador sobre Guillermo Cano