Trabajadores de Aguas de Bogotá y Distrito siguen enfrentados por salarios

Mientras el sindicato propone un aumento del 15% para salarios menores a $1 millón, la empresa propone 5,5% para todos.

Alcaldía de Bogotá.

10 sindicatos existen dentro de Aguas de Bogotá, entidad que hace parte de la Empresa de Acueducto del Distrito. De esos, nueve presentaron pliego de peticiones en octubre del año pasado y, hasta este lunes, quedaban cinco negociando sus exigencias salariales con las directivas. La discusión se ha tornado tensa en los últimos días, al punto de que “ha habido escaramuzas” que los llevaron a plantear una operación tortuga en la recolección de basuras, “pero el servicio se está prestando a cabalidad”, indica Nelson Castro, de Sintraserpucol. En la noche de este lunes, por ejemplo, se retrasaron dos horas en comenzar a operar.

Aguas de Bogotá fue la empresa pública que el Distrito escogió para que asumiera la recolección de basuras en el nuevo esquema que planteó el mandatario Gustavo Petro desde diciembre de 2012.

Después del litigio con los operadores privados, terminó prestando el servicio en 12 de las 20 localidades de la ciudad (Engativá, Fontibón, Mártires, Barrios Unidos, Candelaria, Chapinero, Teusaquillo, Santa Fe, Antonio Nariño, Rafael Uribe, Usme y San Cristóbal). Por eso es sensible cualquier inconveniente que presenten sus operaciones.

En diálogo con El Espectador, Nelson Castro afirmó que los sindicatos que aún están en la mesa representan a 1.600 de los 3.157 empleados que tiene la empresa, poco más de la mitad. Además de Sintraserpucol, están Sintraemsdes, Sintrassdecol, Sintraguas y Sintraservicol. Agrega que “los trabajadores de base están muy sentidos, porque no se ha llegado a un acuerdo sobre la convención colectiva de trabajo. La situación es compleja, pues el único incremento salarial que recibieron entre 2013 y 2014 fue del 2,94%”.

Y así describe el proceso que los tiene sentados negociando: “Los operarios de barrido y recolección llegaron en diciembre de 2012 ganando al mes $650.000 más un bono de $90.000. Los conductores, $1.200.000 más un bono de $150.000. En 2013 no les hicieron incremento y, por el contrario, les quitaron el bono. En 2014 el incremento fue del 2,94%, que se lo aplicaron a la totalidad de los trabajadores, incluso al gerente general”.

La propuesta de la administración es incrementar el 5,5% a todos los trabajadores. Sin embargo, para ellos es injusto, porque “mientras un gerente que gana $10 millones recibirá $550.000 de incremento mensual, un operario recibirá $35.000”.

Por eso, su propuesta es incrementar 15% a los salarios menores a un millón de pesos; 12% a los que están entre $1 y $2 millones, y 3% a los de $3 millones o más.

Hacia las 3:00 de la tarde las negociaciones se reanudaron con la expectativa de que los sindicatos bajaran sus peticiones. El alcalde les dijo hoy a los medios que estas tensiones son propias de cualquier negociación, pero no cree que pase a mayores.