Se casarán simultáneamente 65 parejas

“Transmiboda” masiva en Ciudad Bolívar

La tradicional Noche de las Velitas será particular en esta localidad. Una boda múltiple, que utilizará el Transmicable como carroza matrimonial, congregará a los vecinos del sector que, además, apreciarán la inauguración del alumbrado navideño y otros eventos.

La ceremonia y la fiesta se realizarán en la “Plaza del Sapo”, frente de la estación Juan Pablo II de Transmicable. El Sena se encargó de ofrecer cursos de pastelería y decoración para la boda múltiple.Cortesía.

Este Día de las Velitas será inédito e inolvidable para los habitantes de Ciudad Bolívar. Hoy, en la localidad ubicada en el borde sur de Bogotá, habrá múltiples celebraciones, entre ellas la inauguración del alumbrado navideño del sector y el primer cumpleaños del cable aéreo, que conecta el Portal del Tunal con los barrios más altos de Ciudad Bolívar. Pero, tal vez, el evento principal y sobre el que estarán todas las miradas será un masivo matrimonio, que por primera vez se realizará en la localidad.

A las 5:30 p.m. de este sábado comenzará al desfile de 65 parejas de barrios como Juan Pablo II, Manitas, Mirador, El Paraíso y Villa Gloria, que luego de varios años de vivir en unión libre decidieron jurarse amor eterno ante los ojos de Dios y de 1.500 vecinos. La unión la consagrará monseñor William Casas, párroco de una de las iglesias del sector, quien desde mediados de este año se dio a la tarea de gestionar la boda colectiva, que será la mayor fiesta en esta parte de la ciudad.

El primer paso lo dio junio, cuando el padre Casas comenzó una “brigada conyugal” en los barrios altos de la localidad: en total logró visitar 550 hogares. Su idea, no lo oculta, era evangelizar y llevarles los sacramentos de la religión católica a las familias del sector. En principio 118 parejas mostraron interés por hacer oficial su unión ante la Iglesia. Sin embargo, debido a situaciones como la falta de sacramentos, prerrequisito para el matrimonio (confirmación, primera comunión y bautizo); la dificultad en la expedición de documentos, especialmente para quienes huyeron de la violencia, o el tiempo para los preparativos hicieron que al final 65 parejas confirmaran su participación en la boda colectiva.

“Fue muy importante descubrir que la familia sigue constituida, que es sólida y que hay deseo de muchas personas de constituir matrimonio, aunque se diga que en esta época ya no es una prioridad para los jóvenes. Aún hay deseo por vivir una vida de fe y es importante destacar ese valor de la vida parroquial, que esas familias quisieron adquirir”, dice el párroco que lideró la iniciativa.

Un esfuerzo comunitario

Si bien el matrimonio múltiple fue iniciativa del padre Casas y el objetivo era hacer algo discreto en el templo donde oficia la eucaristía, rápidamente se fueron sumaron otros vecinos y entidades que quisieron aportar a la celebración. John Baquero y Jénnifer Hernández, tras 10 años de convivencia, tomaron la decisión de casarse. La pareja, que tiene un hijo de siete años, cuenta que al vivir en un barrio es pequeño, el rumor de la boda se extendió rápido y todos se entusiasmaron.

“Muchos vecinos aceptaron hacer cursos de pastelería, decoración y floristería, con lo que aseguramos la escenografía de la boda. En un fin de semana hicimos el curso prematrimonial, que estuvo a cargo de varias personas cercanas a la iglesia, quienes nos aterrizaron sobre la vida en pareja. Sin duda, el padre quedará en la historia de la localidad”, señaló la pareja.

De esta forma, gran parte de la comunidad se vinculó a la preparación del matrimonio. Primero se impartió un curso para enseñar a hacer flores recicladas con papeles de revistas, botellas y palos de escobas. En total, los niños y jóvenes de la comunidad hicieron 5.500 flores que se utilizarán para la decoración. También, mediante los cursos de pastelería y pastillaje, se logró la elaboración de un ponqué de 1,40 metros de ancho por 2 metros de largo y 1 metro de alto. Todos los cursos los impartieron profesionales y técnicos del Sena.

Así será la boda múltiple

Será una única ceremonia para las 65 parejas. A partir de las 4:00 p.m., 100 vehículos que fueron decorados como carrozas matrimoniales llegarán a la “Plaza del Sapo”. Los carros realizarán una caravana por gran parte de Ciudad Bolívar y regresarán a la plaza, que queda al frente de la estación Juan Pablo II de Transmicable.

Allí, a partir de las 5:30 p.m., las parejas harán recorridos por el cable aéreo, en algo que Transmilenio (TM) denominó “Nuevos hogares en Transmicable”. En cada cabina irán cuatro parejas y, luego, a las 6:00 p.m., empezará el desfile de las novias a través de una calle de honor, en la que habrá 4.500 flores y 200 faroles con velas que se encenderán para dar la bienvenida a la Noche de las Velitas.

Mientras las parejas desfilan, la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia entonará las notas de la marcha nupcial y un coro de niños de la localidad les cantará a los futuros esposos. A las 8:00 p.m. se dará inicio a la ceremonia, que presidirá el padre Casas, y que, se calcula, tendrá una duración de hora y media. Es decir, hacia las 9:30 p.m., los nuevos esposos serán los anfitriones de un brindis, que reunirá a 1.500 personas, quienes a partir de las 10:00 p.m. podrán disfrutar de una original fiesta, que estará amenizada por la orquesta internacional de la Policía Metropolitana. La comida, por su parte, será un aporte que harán las tradicionales lechonerías del barrio Olaya.

Para evitar cualquier tipo de urgencia, en la plazoleta donde se llevará a cabo la boda, habrá 50 enfermeros y dos ambulancias. De forma paralela, TM llevará a cabo unos “carnavales”, estrategia de cultura ciudadana con la que se pretende seguir generando apropiación del sistema por parte de los vecinos del cable aéreo. Fue justo este sentido de pertenencia el que motivó a las parejas a hacer de Transmicable su carroza matrimonial.

“Lo más valioso de esto fue la integración de todos, sin importar el credo religioso. Con este proceso las familias no estuvieron pensando en los problemas del barrio, como violencia o vicios que destruyen la sociedad. Ha servido para inculcar valores y unidad familiar”, concluyó el padre Casas.

894548

2019-12-06T19:12:51-05:00

article

2019-12-06T23:46:35-05:00

[email protected]

none

Felipe García Altamar - @FelipeAltamar ([email protected])

Bogotá

“Transmiboda” masiva en Ciudad Bolívar

46

6071

6117