Se eliminan siete paradas en cinco estaciones

Transmilenio ajusta rutas para acelerar la avenida Caracas

Las interminables filas de articulados de Transmilenio (TM), aun en sus carriles exclusivos, son pan de cada día en las horas de mayor demanda.

El objetivo de los cambios es disminuir las filas de buses en las estaciones. / Archivo El Espectador

Generalmente, esto no obedece a accidentes o manifestaciones, sino a la congestión que se produce por la llegada de varios buses a un mismo vagón, lo que incide en la dinámica operativa del sistema. Por eso, para minimizar este problema, desde el año pasado se vienen implementando una serie de cambios en las principales troncales.

Ahora el turno es para la avenida Caracas, considerada la arteria principal de Transmilenio, debido a que la mayoría de servicios deben transitar por ese corredor. Ayer empezó la pedagogía de las nuevas modificaciones, que empezarán a regir desde el 16 de diciembre en cinco estaciones clave de la troncal: Avenida 39, Marly, Calle 63, Flores y Calle 72.

Lo primero será la eliminación de siete paradas: a partir del próximo sábado, los servicios D50, F62 y H51 ya no se detendrán en las estaciones Marly y Calle 63. A su turno, la ruta C29-F29 dejará de hacerlo en Marly y la B27-H27, en Flores y Calle 63. Lo segundo será la reorganización de paradas. El mayor cambio se sentirá en una de las estaciones más congestionadas del sistema: la Calle 72. Allí se reorganizarán 19 paradas de rutas, que cambiarán de vagón. Lo mismo pasará en las estaciones Calle 63 y Flores, donde cambiarán 13 paradas; Marly, con nueve, y la Avenida 39, con ocho.

Aunque los efectos de estas modificaciones no se sentirán de inmediato, el objetivo principal es aumentar la velocidad y disminuir los tiempos de espera de los usuarios, así como evitar la congestión de articulados que llegan al mismo vagón. De manera concreta, en cuanto a los tiempos de viaje, el Distrito espera que se reduzcan entre cinco y siete minutos los recorridos y que progresivamente el sistema sea más veloz. En principio, las modificaciones beneficiarán a casi 36.000 personas que usan el sistema en hora pico de la mañana en sentido sur-norte y 35.000 usuarios en la hora pico de la tarde en sentido norte-sur.

“Con los cambios que venimos haciendo desde 2016, continuamos mejorando la circulación y la velocidad de los buses. Se requiere de estos cambios para que el sistema fluya y se pueda optimizar cada vez más el servicio a nuestros usuarios”, sostuvo la gerente de Transmilenio, Alexandra Rojas Lopera. La funcionaria agregó que la decisión no obedece a un capricho de la administración, sino que es producto de análisis técnicos y de sugerencias de los usuarios. De paso anunció que los cambios seguirán, con el ánimo de optimizar la operación de TM.

Los ajustes en la avenida Caracas se suman a los que ya se hicieron en la autopista Norte, la carrera 30 (NQS) y la calle 80, con cambios que han surtido efecto. Por ejemplo, la velocidad promedio de la NQS pasó de 20 km/h a 27 km/h, según Transmilenio, y los usuarios se han ahorrado 5,29 minutos en horas pico. Por su parte, los usuarios de la troncal de la calle 80 se han ahorrado 5,02 minutos.