Transmilenio ajusta rutas para agilizar la Calle 80 y la NQS

En 10 rutas se harán modificaciones como reducción de paradas y reorganización en los vagones. El sistema espera reducir entre 3 y 9 minutos los tiempos de desplazamiento y beneficiar a unos 8.000 usuarios.

Transmilenio ha hecho 668 ajustes en 21 meses. / Archivo.

Aumentar la velocidad, reducir la congestión y disminuir los tiempos de espera de los usuarios es el objetivo que espera lograr Transmilenio con los ajustes que realizó a 10 rutas, que circulan por las troncales de la Calle 80 y la Carrera 30 (NQS), y que regirán a partir del 4 de noviembre. Se calcula que los cambios, que incluyen alargar los recorridos y disminuir las paradas (hacerlas más expresas), beneficiarán inicialmente a 8.000 usuarios.

Los servicios que tendrán reducción en sus paradas serán G22-D22, B11-G11, B16-K16, A52-G52 y E32-F32. Las rutas D22-G22, que circulan entre los portales del Sur y de la Calle 80, por ejemplo, ya no pararán en las estaciones Avenida 68 y Avenida el Dorado. De igual forma, los servicios B11-G11, que se mueven entre el portal Norte y el del Sur, dejarán de parar en las estaciones CAD y Universidad Nacional. En esta última estación tampoco se detendrán las rutas E32-F32.

Por último, las rutas B16-K16, que transitan entre los portales del Norte y El Dorado, y A52-G52, que van desde el Portal del Sur a la estación de Flores, obviarán la parada en la estación NQS-Calle 75.

Con estos cambios Transmilenio espera reducir entre 3 y 9 minutos los tiempos de desplazamiento. “Todas las mejoras son resultado del análisis técnico de la operación y de escuchar las sugerencias de nuestros usuarios que son el corazón del sistema” manifestó la gerente de Transmilenio, Alexandra Rojas.

El último gran cambio se hará en la estación General Santander, una de las más concurridas de la troncal NQS. Si bien mantendrán los mismos servicios, habrá una renovación en los puntos de parada. Con esta reorganización en dicha estación, Transmileio espera ahorrarles a los usuarios al menos 8 minutos.

De igual forma, con los cambios también se espera que las filas de buses sean menores, haciendo el tráfico más fluido. “Estamos tratando de que los buses puedan pasar más fácil y que los usuarios tengan que esperar menos en el bus”, concluye Felipe Ramírez, subgerente técnico del sistema.

Con este reajuste, se completan 668 modificaciones en 21 meses al Sistema de Transporte, con los que esperan mejora la movilidad.

 

últimas noticias