Carlos Fernando Galán presenta sus propuestas a la Alcadía de Bogotá

hace 0 sec

Transmilenio, el que paga los platos rotos en cada marcha de docentes

Varias troncales fueron bloqueadas en medio de las marchas de Fecode en Bogotá. Transmilenio tuvo que habilitar y cerrar estaciones según avanzaba la manifestación en diferentes puntos de la ciudad.

Los 800 mil estudiantes de colegios públicos de Bogotá no son los únicos afectados por el paro nacional de educadores, que está a 5 días de completar un mes. En una nueva jornada de protestas, que inició sobre las 8:00 a.m. desde diferentes puntos de la capital, el sistema de transporte masivo Transmilenio volvió a colapsar por cuenta de los bloqueos de los profesores. (Lea aquí: Arrancan concentraciones de maestros para ‘la gran toma de Bogotá’)

Los primeros afectados fueron los ciudadanos que se movilizaban por la Autopista Sur y la Autopista Norte. Los manifestantes se concentraron cerca de las estaciones La Sevillana y Héroes, impidiendo el paso de los articulados. Cientos de usuarios tuvieron que bajarse de los buses y caminar hasta alguna de las estaciones que aún estaban operando.

A medida que avanzaba la marcha, Transmilenio, en un intento por continuar la prestación del servicio, habilitó y cerró estaciones según la ubicación de los manifestantes. Las troncales de la calle 13, la NQS, la Caracas, la Séptima, la Calle 26, la Autosur y la Autonorte tuvieron servicio intermitente.

La teniente coronel Claudia Milena Nonsocua, jefe (e) de la seccional de Tránsito de la Policía, confirmó que conjuntamente con Transmilenio se programó una serie de desvíos por algunas calles adyacentes para mitigar el impacto a la ciudadanía.

"Son tres marchas que salieron de diferentes puntos de la ciudad, que tienen afectada la movilidad de la capital. Una salió de los Héroes hacia el sur por la Avenida Caracas; otra sobre la Calle 13 desde la Avenida Boyacá hacia la Séptima y posteriormente hasta la Plaza de Bolívar; y la tercera salió del sector conocido como La Sevillana, en la Autopista Sur, que llegará a la Calle 13 y continuar su camino”, indicó la uniformada.

Según infirmó Nonsocua, la institución destinó un total de 1.200 policías para hacerle seguimiento a las marchas y, en lo posible, controlar el tránsito vehicular en las zonas de afectación. En el caso de Transmilenio, se reforzó el pie de fuerza con 200 uniformados encargados de vigilar cada uno de los tramos.

¿Por qué las marchas?

La marcha de educadores de este martes, denominada como “la gran toma a Bogotá”, fue organizada por la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), en medio del paro indefinido nacional que inició el pasado 11 de mayo.

Según los educadores, este paro, que afecta a 8 millones de estudiantes de colegios públicos en Colombia y 800.000 en Bogotá, busca presionar al Gobierno Nacional para que negocie un pliego de peticiones que ya se presentó ante el Ministerio de Educación.

Las negociaciones con el Ministerio de Educación se han estancado en el punto económico, debido a la actitud del Gobierno que se resume en una frase: No hay plata”, anunció el presidente de Fecode, Carlos Rivas, y explicó que los maestros "se están muriendo" porque el gobierno no les garantiza acceso a un servicio de salud digno”.

697146

2017-06-06T13:08:56-05:00

article

2017-06-06T13:09:52-05:00

jamarin_84

none

Redacción Bogotá

Bogotá

Transmilenio, el que paga los platos rotos en cada marcha de docentes

69

3447

3516