“TransMilenio está quebrado”

En el Concejo de Bogotá aseguran que ese tema “lo han querido disfrazar y maquillar”.

Archivo El Espectador

La concejal Lucía Bastidas aseguró desde el Concejo de Bogotá que “TransMilenio está en la quiebra. Lo vengo afirmando hace varios meses. El mismo gerente, Sergio París, reconoció en mayo en un debate que tuvieron que autorizar el uso de las reservas para apoyar la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Me gustaría que me dijeran en qué no tengo razón, si hace dos meses la junta directiva le entregó 86.000 millones de pesos para poder funcionar hasta junio”.

Bastidas señala que las pérdidas por los colados crecen todos los días. En el 2014, la cifra llegó a los 44 mil millones de pesos y en el 2015 ya superan los 17 mil millones de pesos. “Dígame, ¿de dónde sale la plata para pagar estas pérdidas? ¿Por qué no aceptar, de una vez por todas que TransMIlenio sí está en crisis, que está a punto de colapsar, y el Gobierno Petro de la Bogotá Humana no hace nada para frenar la crisis, porque no le interesa, porque está de salida, y porque quiere acabar con TransMilenio”.

La cabildante indicó que ahora van a tener una nueva junta directiva y se espera qué va a plantear el alcalde. “Petro ha dicho que toda la plata la quiere para hacer la cofinanciación del metro con el cheque chimbo que entregó el gobierno nacional. Está mal el alcalde, tiene que reaccionar, tiene que recapacitar, tiene que reconocer que TransMilenio les sirve todos los días a más de dos millones de bogotanos que nos movilizamos en el sistema. Así que tiene que ponerse pilas y salvarlo, dejando tantos subsidios. Tenemos 611 mil tarjetas de subsidios. ¿Quién los paga?”.

Bastidas, bastante enérgica, subrayó: “todos los días lo tengo que sufrir, al igual que el resto de los usuarios: hordas de vendedores, habitantes de calle, organizaciones criminales, caos, desgobierno, falta de gestión, deficiencia en el número de policías, falta de denuncia ciudadana y falta de confianza en la justicia”.

Cuestionó al gerente de TransMilenio: “Dígame si no han aumentado en un mil por ciento en los últimos cuatro años los hurtos en este sistema. Dígame cuál es la estación segura. Se estima que el problema de la inseguridad es mucho más grave de lo que hasta ahora las autoridades han reconocido, incluso, hay bandas de delincuentes para robar usuarios que viven dentro de TransMilenio y se distribuyen las estaciones y portales”.

“Dígame señor gerente de TransMilenio, si es persecución o realidad, que hoy por cuenta de la negligencia de cinco gerentes sigue existiendo un retraso de 276 kilómetros de redes de troncales, un retraso en las frecuencias de los buses, que todos los días son la queja permanente de los usuarios, un retraso en cámaras de seguridad y un retraso en la construcción de nuevas estaciones. Dígame señor gerente si no es alarmante que los casos de violencia sexual y manoseo en el sistema hayan pasado de 219 a 628 entre el 2011 y el 2014. ¡En solo tres años se triplicaron! Y en la Fiscalía solo hay 44 investigaciones por acoso sexual y acceso carnal violento, y escasamente se reportan seis capturas. Dígame señor gerente, si esto es persecución, si esto es oposición, o es una quejadera sin sentido. ¡Dígame si esto no es alarmante!”, concluyó la concejal Lucía Bastidas.

 

 

últimas noticias

Los retos para una Bogotá nocturna