Transmilenio ha venido perdiendo prestigio: Clara López

Expertos en movilidad aseguraron que el problema que enfrenta el sistema es "muy complejo".

Luego de que la Personería de Bogotá revelara un informe en el que se asegura que Transmilenio no tiene plan de emergencias, la alcaldesa Clara López Obregón se reunió este jueves con los representantes de las empresas operadoras del sistema para adoptar soluciones que mejoren la calidad del servicio.

La burgomaestre se mostró preocupada porque según ella, Transmilenio ha venido perdiendo prestigio, "la calificación ha bajado de muy buena a regular y si no adoptamos correctivos nos rajamos".

Dijo que hay muchos problemas por afrontar y resolver, como por ejemplo, el deterioro de las losas de Transmilenio, sobre todo en la Autopista Norte y avenida Caracas.

"El 75 por ciento de las losas se han venido deteriorando de manera progresiva y aleatoria", señaló López Obregón, quien a su vez dijo que cuando entre la tercera fase de Transmilenio, el próximo año, estos inconvenientes que han surgido deben estar resueltos para prestar un buen servicio a la ciudadanía.

Indicó que uno de los problemas que se deben solucionar de manera inmediata es infraestructura.

La alcaldesa informó que se contratarán estudios técnicos para medir la velocidad y el cupo de los articulados. Así mismo, se realizarán campañas de concientización para impulsar la cultura ciudadana.

"La Policía debe ser más exigente en materia de comparendos para peatones, pues se han presentado varios accidentes por culpa de la imprudencia", puntualizó López.

La Administración Distrital estableció un comité operativo para que haga un seguimiento al servicio y de esta forma haga recomendaciones de cómo usar el sistema. La idea es que todas las semanas se presente un informe que sirva como línea de base en pro de la seguridad para los usuarios.

"El problema que enfrenta Transmilenio es muy complejo y no depende de un sólo actor. La idea es implementar un modelo de gestión innovador que permita la planificación de todos los proyectos coordinados desde un único frente y así poder tener datos consolidados de los resultados de las actuaciones implementadas", dijo Néstor Sáenz, experto en movilidad.

Una de las soluciones planteadas en la reunión es que los conductores de Transmilenio se capaciten para conducir a través de un simulador. El equipo está adaptado 100% a las condiciones operacionales de los articulados, para lo cual se desarrollaron escenarios que simulan el comportamiento del tráfico en la capital.

El entrenamiento específico en simulador permite desarrollar, reforzar y afianzar hábitos conducentes al incremento de la seguridad. La simulación permite al conductor incorporar estos hábitos de manera muy natural al desempeño de su labor diaria.

El simulador, dotado con tres pantallas y una gran silla, viaja desde el Portal Usme hasta la calle 35 sur. Es similar a un videojuego en el que se ven huecos y trancones.

 

últimas noticias