Transmilenio llegará hasta El Dorado con buses híbridos

Transmilenio confirmó que los primeros 40 buses comenzarán a rodar a finales de marzo desde la carrera 7 con calle 100 hasta la terminal aérea y no se hará la construcción de 3 kilómetros de troncal faltante.

Que la troncal de Transmilenio en la calle 26 no llegara hasta el Aeropuerto El Dorado, es uno de los absurdos heredado de la administración de Samuel Moreno, que más críticas ha recibido de parte del Gobierno Nacional. Incluso el presidente Juan Manuel Santos dijo que era una situación “inconcebible”. Después de dilemas y diferencias entre la administración de Bogotá, el concesionario Opaín y la Aeronáutica Civil, el sistema por fin llegará a la terminal aérea, pero con buses híbridos (que usan electricidad y diésel) y sin la construcción de tres kilómetros de carril exclusivo que requería unos $108 mil millones.


Pese a que desde agosto de 2012 el Distrito comenzó la implementación de rutas alimentadoras que llegaran desde el Portal El Dorado hasta el Aeropuerto, la administración es consciente de que “se requiere una conexión directa con el sistema troncal (de Transmilenio)” y por esta razón decidió habilitar una nueva ruta de buses que irá desde la calle 100 con carrera 7 hasta la terminal aérea con buses que tienen capacidad de 80 pasajeros.

El trayecto de esta ruta se hará con los primeros 40 buses padrones (con puertas en ambos costados) híbridos, que el alcalde Gustavo Petro presentó el día sin carro junto al gerente de Transmilenio Fernando Sanclemente en un recorrido a bordo de uno de ellos. Éstos empezarán a circular el 29 de marzo, según lo tiene previsto la administración.

“Esta solución permite garantizar el acceso de Transmilenio al Aeropuerto sin hacer una obra de infraestructura tan cotosa y compleja. Son padrones duales de última generación y en consecuencia utilizamos la troncal de la 26 en las respectivas estaciones, accedemos al Aeropuerto, donde tiene asiento el sector hotelero, las multinacionales, la Embajada americana, y seguimos el recorrido hacia el Centro Internacional, luego hacemos la oreja por la estatua de La Rebeca y el bus sigue por la carrera 7”, dijo Sanclemente a este diario.

El comienzo del ascenso tecnológico del SITP
Así que con el plan para que Transmilenio llegue a El Dorado, el Distrito no sólo da una respuesta a la polémica generada por la ausencia de una solución en este tramo, sino que además comienza el que quizás es uno de sus proyectos más ambiciosos en materia de transporte: el Plan de Ascenso Tecnológico del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Con este plan la administración de Petro espera tener un ahorro del 70% de emisiones contaminantes.

Los operadores privados Consorcio Express y GMóvil, que operan en la carrera 7, comprarán cerca de 800 buses híbridos en total, cuyo valor unitario es de un 4 a un 6% más que el de un vehículo diésel. El costo de cada vehículo híbrido es de cerca de $500 millones y Transmilenio estima que la capital se ahorrará unos $68 millones por la entrada de estos buses al país en un grupo de 10 vehículos el 27 de febrero y otro de 30 que llegará el 29 de marzo.

Este lunes en la mañana Transmilenio hizo pruebas en el Aeropuerto y el Distrito está terminando los detalles para comenzar la operación. “Esto nos permite liberar todos los buses alimentadores que estamos despachando cada 6 minutos hacia el aeropuerto y cuyos pasajeros son en su mayoría trabajadores de la termina, para utilizarlos en otras zonas de la ciudad”, agregó Sanclemente.

En cuanto al dinero previsto por el Gobierno para la troncal hacia El Dorado, el gerente de Transmilenio dijo que esperan sentarse con el gobierno y ver cómo se pueden redireccionar los recursos. “Ese dinero no ha entrado al Distrito. Provenía del Conpes para Transmilenio que no cargaron al presupuesto. Lo que sugiere esta decisión es que en el balance del Conpes esta obra no se carga en las cuentas”, aseguró el director del Instituto de Desarrollo Urbano, William Camargo.

Temas relacionados