Tres personas capturadas por hacer quemas a cielo abierto en Ciudad Bolívar

En la vereda Quiba Alta, ubicada en zona rural de la localidad, fueron encontradas siete camas en construcción que eran utilizadas para la producción de carbón vegetal.

Cortesía.

Tres personas fueron sorprendidas en flagrancia realizando quemas de madera a cielo abierto, en la vereda Quiba Alta, ubicada en zona rural de la localidad de Ciudad Bolívar, en el sur de Bogotá. En el área de 320 metros cuadrados en que se desarrollaba el fuego fueron encontradas siete camas en construcción, que eran utilizadas para la producción de carbón vegetal.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) realizó el operativo de control en conjunto con la Policía. Según el informe técnico elaborado por la autoridad ambiental, este tipo de conflagraciones libera sustancias como hidrocarburos aromáticos, compuestos orgánicos volátiles, acroleína, óxidos de azufre y óxidos de nitrógeno, entre otros, que inciden altamente en la calidad de vida de los ciudadanos que habitan zonas aledañas, y podría comprometer su salud. Además, también afectan la vegetación.

Durante el operativo también se evidenció que este tipo de actividades afectan, en principio, al suelo, debido a la perdida de la cobertura vegetal y las altas temperaturas, y también el aire, producto de las sustancias generadas a partir de la combustión de la madera.

“Esta actividad es completamente ilegal. Es muy grave porque provoca afectaciones al aire por todas las sustancias que produce y que son muy contaminantes. Cuando son liberadas durante la combustión, pueden comprometer la salud de los habitantes y traen consecuencias para toda la comunidad. Esto se convierte en delito ambiental”, manifestó Clara Patricia Álvarez, líder jurídica de la Unidad Integrada de Gobernabilidad Ambiental de la CAR.

Los tres sujetos fueron capturados y puestos a disposición de autoridades competentes. Se enfrentarán a procesos judiciales y sancionatorios ambientales, según corresponda, mientras que en la zona fue impuesta una medida preventiva de suspensión de actividades, con la que se busca evitar que continúe este tipo de quemas que deterioran los recursos naturales.