Un peatón muere al día en Bogotá

Localidades de Kennedy, Engativá y Usaquén, las de más accidentes.

Ver infografía

El semáforo peatonal estaba en rojo y el Transmilenio venía a varios metros, suficientes como para cruzar corriendo. El ciudadano emprendió carrera, pero antes de llegar al andén se resbaló en plena calzada exclusiva. El articulado no alcanzó a frenar. El peatón se convirtió en uno de los 1.300 que en los últimos cinco años han muerto en las calles de Bogotá. Lo que más preocupa es que, a pesar de las constantes campañas para disminuir las muertes, las cifras siguen en aumento.

De acuerdo con recientes cifras de la Secretaría Distrital de Movilidad, entre enero y marzo de este año murieron 136 personas en Bogotá, es decir, entre una y dos personas diarias. Esto representó un incremento del 17%, en comparación con el mismo periodo del año pasado cuando se registraron 116 muertes. Las principales víctimas este año han sido peatones (79 casos), motociclistas (29), pasajeros (13), ciclistas (12) y conductores (3).

Para la Secretaría, que los peatones sean las principales víctimas mortales, tiene una razón: en Bogotá cada vez más personas se desplazan a pie y cada vez más los conductores creen que el espacio es de ellos, porque no se identifican como peatones. “Los conductores deben saber que cuando apagan el carro, son peatones. Aunque también hay que sensibilizar a los peatones, para que sepan que lo mejor es que caminen hasta el cruce seguro o que use los puentes peatonales”, dijo Liliana Bohórquez, jefe de Seguridad Vial de la Secretaría de Movilidad.

 Pudo ser más grave

 Aunque 136 víctimas en accidentes de tránsito es una cifra alta, pudo ser peor. En el primer trimestre ocurrieron 8.196 accidentes de tránsito (90 al día), de los cuales 32% fueron graves y dejaron un total de 3.575 heridos. De la cantidad de heridos que se registraron en los primeros meses del año, 32% fueron pasajeros, seguidos por peatones (29,5%), motociclistas (25,5%), ciclistas (7,4%) y conductores (6,1%). En cuanto al tipo de accidentes que más se presentaron en la capital se encuentran choques (84%), seguido por ciudadanos arrollados (11,2%) y caída de ocupantes (1,8%).

Las localidades, donde más se registraron accidentes de tránsito entre enero y marzo, fueron Kennedy (893), Engativá (837), Usaquén (801), Suba (783), Puente Aranda (604) y Chapinero (570), en las que se concentró el 54% de los accidentes de la ciudad. En cuanto a vías, los corredores donde más accidentes se presentan son avenida Boyacá (14%), Paseo de los Libertadores (11%) y la avenida Ciudad de Quito (9%).

La Secretaría de Movilidad tiene identificados varios puntos como sitios críticos para peatones, por la cantidad de lesionados o muertos en accidentes de tránsito. Algunos de ellos son la avenida Boyacá con avenida Primero de Mayo, donde a pesar de existir un puente peatonal, la gente prefiere arriesgar su vida, o la avenida Caracas, entre calles 51 y 63, y la carrera 10 con calle 2 (avenida Jiménez), donde existen intersecciones seguras con semáforos cada 150 ó 250 metros, pero los transeúntes cruzan por cualquier sitio.

 Actitud

 El Plan de Desarrollo de Bogotá señala que la prioridad en la ciudad son los peatones, seguido de los ciclistas, el transporte público y, por último, los vehículos particulares. Sin embargo, es habitual escuchar quejas de los conductores cuando hay un nuevo semáforo, argumentando que esto crea trancón y no lo ven como un cruce seguro para los peatones. Por esto, para la Secretaría hay muchos factores que generan que las estadísticas de muertos en las vías aumente, pero la principal es la actitud tanto de conductores como de peatones.

“Cuando un conductor hace un giro y un peatón pretende cruzar, el que debe frenar es el que va en el vehículo, pero en esta ciudad debe parar el peatón para que el carro pase. Por otro lado, también está el descuido, ya que es habitual ver a transeúntes, ciclistas o conductores con audífonos o escribiendo mensajes a través de su teléfono celular, algo que disminuye su capacidad de reacción. “Un conductor que va revisando su teléfono o un ciclista o un peatón que no escucha el pito de un carro, ¿qué capacidad de reacción puede tener? Esto también genera accidentes”, agregó.

“El llamado es, tanto para conductores como para peatones, a tener un cambio de actitud. Al peatón, que cumpla las normas y transite por los cruces habilitados cuando el semáforo se lo permita o que use los puentes peatonales. Máximo tendrán que caminar una cuadra para llegar a la intersección. Tenemos que usar los mecanismos como puentes o intersecciones seguras para que no seamos la próxima víctima de un accidente de tránsito. Muchas familias han perdido a un ser querido en un accidente de tránsito. La reflexión es, qué está en mis manos para no ser una víctima más. ¿Qué debo hacer para ayudar a reducir estas cifras? Lamentablemente vivimos en una sociedad que es muy individualista”, concluyó la directora de seguridad vial de la Secretaría de Movilidad.

[email protected]

@alexmarin55