Un posible atentado deja a un parqueadero consumido en llamas