¿Un predial por las nubes?

Críticos del impuesto dicen que éste ha subido más que el ingreso de la gente.

Protestas de los habitantes de Normandía por el cobro del predial. /Cortesía

A sólo dos días de que se acabe el plazo para pagar el impuesto predial con un 10% de descuento, las protestas contra este cobro continúan en algunas zonas de la ciudad. Ayer marcharon habitantes de Engativá y Fontibón, que señalaron que los cobros son muy altos. Mientras tanto, desde el Concejo y la Contraloría advierten que el tributo ha tenido incrementos excesivos, por encima de la capacidad de pago de los ciudadanos.

El contralor distrital, Diego Ardila, dijo que entre 2011 y 2015 el avalúo de los predios bogotanos ha tenido un incremento del 84%. Según él, los reparos por el cobro no sólo provienen de estratos 4 o 5. “Llama la atención que en Tunjuelito, en el barrio Artillería el aumento fue de 130,61%. Lo propio sucede en Engativá en el barrio Santa Cecilia, donde hubo un incremento de 61,14%, y en la localidad de Suba en el barrio Las Villas fue del 15,57%. Se esperaría que el aumento atienda el incremento de los salarios, pero esto no sucede así”.

El contralor explica que en 2015 el incremento del valor catastral de los predios (que se tiene en cuenta para liquidar el impuesto) fue de 13,76%, mientras el de los salarios de los ciudadanos sólo fue de 4,60%. En este sentido, la concejal Clara Lucía Sandoval señala que el avalúo catastral ha tenido un incremento de 369% desde 2008 a la fecha y el impuesto se ha convertido en un dolor de cabeza para los bogotanos.

El concejal Jairo Cardozo propone que se amplíe el plazo para pago con descuento hasta el mes de junio para predios que presenten reclamos oportunamente y tengan una respuesta favorable, y también que se modifique el calendario tributario para los siguientes años, evitando que todos los impuestos tengan que pagarse en el primer semestre del año. También sugiere que se permita el pago por cuotas.

Entretanto, la concejal María Victoria Vargas también propone que se firme un pacto para que a los propietarios de predios que los utilicen para arrendamiento o vivienda y no los vendan, se les incremente su avalúo catastral de acuerdo con el ritmo de crecimiento de la economía. En caso de vender el inmueble y entrar al juego de la especulación inmobiliaria, deberán pagar de acuerdo con el avalúo real y cancelar lo dejado de pagar durante los años de beneficio del pacto.

El alcalde Gustavo Petro dijo ayer que tener en cuenta los ingresos de la gente para liquidar el impuesto predial es fundamental y recordó que su administración intentó hacer una modernización tributaria al respecto y que el Concejo de la ciudad negó en tres ocasiones el proyecto que incluía estas modificaciones.