Una gerencia para el río Bogotá

El Ministerio de Ambiente radicará este martes el proyecto de ley para crear la gerencia y el fondo para trabajar en la recuperación del afluente.

La gerencia para recuperar el río Bogotá debía estar lista en agosto de 2014. / Archivo
La gerencia para recuperar el río Bogotá debía estar lista en agosto de 2014. / Archivo

Parece que el proceso de recuperación del río Bogotá tendrá una gerencia antes de que termine el año. Si todo sale como está previsto, la próxima semana el Ministerio de Ambiente radicará en el Congreso el proyecto de ley “por el cual se crea la Gerencia Estratégica de la cuenca hidrográfica del río Bogotá y el Fondo Común de Cofinanciamiento, para la gestión integral del recurso hídrico en la cuenca hidrográfica del río”.

La creación se tramitará en cumplimiento de la sentencia del Consejo de Estado, que en marzo de 2014 ordenó a la Nación, a las autoridades ambientales y a los alcaldes de los municipios aledaños a la cuenca adelantar acciones necesarias para descontaminar y recuperar el río. Tanto la gerencia como el fondo son un paso importante para el cumplimiento del fallo por una razón simple: si bien cada municipio y entidad responsable de recuperar el afluente ha adelantado acciones individuales, se ha evidenciado dispersión de recursos y esfuerzos (en materia de planeación, gestión y coordinación de los proyectos). Por eso, el principal reto de la gerencia será promover una gestión integral.

Según el Ministerio de Ambiente, la gerencia no estará en cabeza de una persona o una institución. Será un órgano colegiado en el que todos los actores involucrados en el proceso tendrán la posibilidad de discutir las decisiones sin que se presente duplicidad en la inversión de recursos. El cómo se elegirá la presidencia de este órgano será un asunto que se reglamentará una vez se apruebe la ley.

El proyecto creará herramientas claves y directrices claras para cumplir el fallo. En principio, señala que el Plan de Ordenación y Manejo Ambiental de Cuenca Hidrográfica (Pomca) será el principal instrumento de planificación, por lo que los Planes Departamentales de Agua (PDA) y los de Saneamiento y Manejo de Vertimientos (PSMV) deberán ajustarse a él.

En cuanto a la gerencia, señala que será un órgano de dirección y coordinación que tendrá como misión gestionar, orientar y hacer seguimiento a los recursos, sujeto a las disposiciones del Pomca. “Esta gerencia contará con unos instrumentos de información que facilitarán la toma de decisiones interinstitucionales para la gestión integral del recurso hídrico y donde se almacenará, analizará y dispondrá de la información para todos los usuarios de la cuenca”, señala el documento del Ministerio.

Para su fortalecimiento, esta entidad contará con unos instrumentos económicos que, más allá de las fuentes de financiación propuestas en la sentencia, define nuevas formas de conseguir recursos, como el aumento porcentual de avalúos de bienes inmuebles, modificación en un artículo al Estatuto Tributario, aportes voluntarios, tasa ambiental, tasa de peajes, creación de la estampilla, entre otros”.

El retraso

El anuncio llega con casi dos años de retraso. La sentencia del Consejo de Estado, de marzo de 2014, ordenó que la gerencia se debía crear en un período máximo de seis meses, tiempo que empezó a correr en agosto de ese año cuando la decisión quedó ejecutoriada. Sin embargo, el proceso no fue fácil y la estructuración tardó más de lo previsto.

“Teníamos plazo hasta febrero de 2015. Lo que hicimos fue crear una hoja de ruta para construir este proyecto de la mano de todos los responsables de la recuperación del río. Nos reunimos con cada uno de los actores y de esa agenda salieron insumos muy importantes. No se trataba de sacar una ley por sacarla. Queríamos una que los involucrara a todos. Esto nos desbordó y por eso no se cumplió el plazo inicial”, indicó Ricardo Rodríguez, gerente de la cuenca hidrográfica del río Bogotá.

Agregó que el anteproyecto se lo presentaron al Consejo Estratégico y de ahí surgieron casi 300 observaciones. Todas se analizaron y muchas se tuvieron en cuenta. Enviaron observaciones la ANLA, el Ideam, la CAR, el Distrito, la Gobernación, los entes de control, las alcaldías. Hoy se tiene el documento final con exposición de motivos. “El tiempo que se tomó nunca fue por negligencia del Ministerio de Ambiente, sino que aprovechamos la oportunidad de darles a todas las entidades la posibilidad de pronunciarse”.

Tanto los actores involucrados como el Minambiente resaltan la importancia de dar hoy este paso, pues una vez el Congreso apruebe el proyecto de ley se contará con “una herramienta trascendental para la recuperación del río, involucrando a diversos actores de carácter ambiental, económico y social, institucional y no institucional, local y regional, en la responsabilidad de su recuperación”.

Un integrante del Consejo Estratégico que trabaja en la recuperación del río afirma que la gerencia será “fundamental para el cumplimiento de la sentencia, pues se encargará de ejecutar y hacer cumplir todas las acciones necesarias para la recuperación del río. Aunque el Consejo Estratégico ha venido operando desde que salió el fallo, la verdad es que no ha sido el escenario propicio para tomar decisiones, ya que carece de independencia y de respaldo jurídico. Con la gerencia se superaría este problema”.

“El gran desafío de esta entidad es ver cómo articulará a todas las entidades para el cumplimiento de una sentencia que no tiene antecedente jurídico en el país y que es un hito en materia ambiental. Con la gerencia se puede avanzar”, agregó.

Funcionarios que le han hecho seguimiento al cumplimiento de la sentencia señalan que, por falta de un ente coordinador, el nivel de incumplimiento del fallo sigue siendo muy alto. Se espera que, una vez se pueda concretar la gerencia y el fondo para la recuperación del río Bogotá, se dinamice el proceso definitivamente.

últimas noticias