Una salida para proteger el cerro de La Conejera

Una resolución de la Secretaría de Ambiente, amplió El Parque Ecológico Cerro La Conejera en 32 hectáreas. El documento dejaría sin piso legal cualquier urbanización en esta área.

La Secretaría Distrital de Ambiente firmó una resolución que ampliaría El Parque Ecológico Distrital Cerro La Conejera a través de la protección de 32 hectáreas. Se trata de un predio conocido como El Charrascal, en la localidad de Suba. Esto significa que, según el principio de precaución que señala la ley, aquí no se podrán adelantar obras de infraestructura urbana y se deberá detener cualquier actividad actual o futura que pueda actuar en contra el medio ambiente.

La medida, que conoció El Espectador, se firmó sin mucho alarde mediático el 20 de noviembre, cuatro días después de que el alcalde Gustavo Petro se declaró impedido para decidir si se construye o no el proyecto urbanístico Reserva de Fontanar, en inmediaciones del humedal La Conejera, porque su concuñado, Carlos Gutiérrez, es presidente de la junta de la constructora a cargo del proyecto.

Por esos días, Petro aseguró que no estaba de acuerdo con las construcciones en humedales y parece que su gabinete preparó una respuesta jurídica para blindar, al menos, esta área de 32 hectáreas como freno a las presiones de urbanizar junto al humedal y cerro de La Conejera. Según el documento, 12 predios particulares se afectarían con la medida de protección sobre el uso de la tierra. El Charrascal está al costado nororiental del humedal La Conejera (al otro extremo donde quedaría la urbanización Reserva de Fontanar, que involucra al concuñado de Petro), y su protección sería clave porque aquí nacen algunas quebradas, como La Salitrosa, que nutren de agua al humedal La Conejera.

En la resolución, la Secretaría de Ambiente dejó claro que para proteger esta zona del cerro le pedirá al Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger) que emita un concepto técnico de amenaza, que también obstaculiza la legalidad de cualquier construcción. Además, para controlar los desarrollos de vivienda, el Distrito se comprometió a remitir copia de este acto administrativo a las secretarías distritales de Planeación y Hábitat y a la Alcaldía Local de Suba. Así como a las curadurías urbanas y a cualquier otra entidad de la ciudad, con el fin de que se abstengan de tramitar cualquier solicitud de urbanización. Todas estas serán medidas transitorias mientras se adelantan las actuaciones políticas y administrativas necesarias para que el Concejo Distrital apruebe la incorporación del predio El Charrascal a los límites legales del Parque Ecológico Distrital Cerro La Conejera.

La resolución se firmó 18 días antes de que el alcalde Gustavo Petro diera un discurso ambiental y tributario muy duro contra las grandes empresas industriales, durante la inauguración de La Cumbre de los Pueblos sobre Cambio Climático que se realizó la semana pasada en Lima (Perú). ¿Pero por qué proteger también esta área del cerro La Conejera? El Ministerio de Ambiente ha sido claro en pedir su protección por ser fuente de recarga de aguas subterráneas de la Sabana Norte.

Ahora, este parque ecológico, establecido por decreto en 2004, cuyo plan de manejo no es claro aún, constituye, después de los Cerros Orientales, "una de las áreas protegidas de suelo Distrital más importantes, debido a su proximidad con el área urbana. Así mismo, integra el Sistema de Áreas Protegidas del Distrito Capital, parche representativo no sólo de valor paisajístico sino también en la conservación de especies", explica esta resolución.
 

[email protected]

@Natal1aH