Unión de Bogotá y Soacha, una necesidad inaplazable

Aunque la Corte Constitucional había enterrado el proyecto para crear un área metropolitana entre el municipio de Soacha y Bogotá, esta semana el Gobierno Nacional revivió la iniciativa.

La iniciativa del área metropolitana formada por Soacha y Bogotá fue revivida por el Ministerio del Interior. / Gabriel Aponte

El responsable fue Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, quien Radicó un proyecto ante el Congreso, para crear una ley que permita la integración.

En el fondo, la iniciativa pretende se unifiquen los proyectos que involucran tanto al municipio como a la capital del país. Entre ellos estarían la regulación de los planes de ordenamiento territorial, la articulación en seguridad, el sistema de transporte, los servicios públicos y la regulación de la actividad minera.

En mayo de este año, la Corte fue enfática al afirmar que para crear un área metropolitana era necesario primero crear una ley especial, pues “se evidencia una clara diferencia en comparación con las demás entidades territoriales, por tener una condición especial y extraordinaria, lo que hace necesario, desde el punto de vista constitucional, crear un ordenamiento jurídico especial para la conformación de áreas metropolitanas para Bogotá y los municipios colindantes de Cundinamarca”, dijo en su momento el alto tribunal.

Para destrabar la iniciativa, el Gobierno Nacional presentó el proyecto de ley, ya que, según Cristo, “no se puede postergar más la unión que resolvería varios problemas que hoy padecen los habitantes de los dos territorios. Pero esta vez la propuesta incluiría las especificaciones que faltaban según el alto tribunal”, indicó el ministro.

De acuerdo con el funcionario, es importante aclarar que Bogotá y Soacha mantendrán sus facultades legales y autonomía, excepto los puntos en común que abarcará el área metropolitana como la dinámica urbanística, la sostenibilidad ambiental, la calidad de vida de los ciudadanos, la eficiencia económico-espacial, la integración y el desarrollo social, y la actuación político-administrativa conjunta. Y en segundo lugar, cada uno determinará el porcentaje de los recursos que utilizará para la constitución del área, además de la financiación de las entidades territoriales de su jurisdicción y sus programas.

“Se creará un fondo especial con los aportes de los dos entes territoriales, en una proporción de un 1,5% del evalúo catastral. Eso, en cifras, equivale a que Soacha aportaría $8.000 millones y Bogotá, $580.000 millones. Este fondo se destinaría para obras metropolitanas. Una, por ejemplo, sería la implementación del SITP o el tema de la seguridad”, dijo Juan Carlos Nemocón, alcalde de Soacha.

Sin embargo, el temor a que Soacha se convierta en la localidad número 21 de la capital del país es latente. Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca, reiteró que este acuerdo resulta innecesario cuando ya existen áreas metropolitanas constituidas, como la RAPE. “Los mandatarios de Soacha y Bogotá han insistido mucho en esta unión, pero hasta ahora no ha resultado ninguno de los proyectos. No tengo conocimiento de un proyecto radicado por el Gobierno. Ni el Gobierno, ni el municipio, y tampoco el Distrito consultaron a la Gobernación para este asunto, pero considero que este tipo de acuerdos no son convenientes, pues podría verse comprometida la autonomía de las partes”, añadió el gobernador.

Ante este argumento, Nemocón afirmó que eso no es posible, dado que la Constitución lo prohíbe y el municipio no tiene la intención de modificarlo. Por otro lado, resaltó la importancia de que esta unión se concrete , porque hay problemáticas que sólo se podrían solucionar en conjunto, como el transporte o los servicios. “¿Por qué no la RAPE? Porque contempla unas áreas de influencia superiores a las del área metropolitana. Es un tema de mayor cobertura y le apunta a una región. En cambio este proyecto es específico”, manifestó.

Con el empujón del Gobierno, los dos mandatarios esperan que la segunda propuesta sea la vencida y que la unión entre Soacha y Bogotá, territorios separados por una norma, sea una realidad, para de esta manera trabajar en proyectos que mejoren la calidad de vida de todos los habitantes y de la región.

523876

2014-10-23T22:41:31-05:00

article

2014-10-24T00:49:28-05:00

none

Redacción Bogotá

Bogotá

Unión de Bogotá y Soacha, una necesidad inaplazable

53

4053

4106

Temas relacionados