Universidad Nacional respalda eliminación de reversible en la Séptima

El Programa de Investigación en Tránsito y Transporte (PIT) de la Universidad Nacional, afirma que la medida debió ser tomada hace mucho tiempo.

Alcaldía Mayor de Bogotá

Luego de que este 6 de enero empezara a funcionar la medida tomada por la Administración de eliminar el reversible de la Carrera Séptima, con el que ambos carriles del corredor vial funcionarían las 24 horas del día, voces de diversos sectores emitieron su juicio sobre la iniciativa.

La ingeniera Lisa Lorena Losada, del Programa de Investigación en Tránsito y Transporte (PIT) de la Universidad Nacional, considera que, según un estudio realizado, con el carril preferencial de la Carrera Séptima, el transporte público incrementó su velocidad en 2.26 km. Esto representa una disminución de un poco más de 17 minutos en el tiempo de recorrido a lo largo de 7,7 kilómetros, que van desde la calle 31 hasta la calle 100.

Según el departamento adscrito a la Universidad Nacional, la medida del reversible debió ser abolida mucho tiempo antes, para apoyar otras iniciativas que beneficiarán al transporte público, pues la Carrera Séptima es uno de los corredores principales de Bogotá y sirve como apoyo cercano a la troncal Caracas de Transmilenio y otras vías como las Carreras 11 y 13.

La reacción de este sector, coincide con otros expertos en movilidad afirmando que el reversible beneficiaba a un número pequeño de la población de la ciudad, mientras que a la población restante le generaba demoras y altos tiempos de recorrido.

‘‘La eliminación del reversible, que funcionó durante 43 años entre las calles 36 y 92, no sólo proporcionará beneficios a los usuarios del transporte público, sino que también permitirá una reducción de la accidentalidad que se había incrementado en un 64% entre el año 2011 y 2014’’, manifestó Losada.

Según la integrante del programa de investigación, la eliminación del reversible en la Carrera Séptima reducirá la accidentalidad del corredor y beneficiará a, por lo menos, 37.000 pasajeros de transporte público.

El balance del primer día hecho por la Secretaría de Movilidad, entregó un parte positivo de la medida. Así mismo, varios usuarios del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y del transporte público tradicional, afirmaron que hubo una reducción de hasta la mitad del tiempo en sus recorridos de regreso a sus hogares.