"Uno en política puede meter las patas pero no las manos": secretario de Gobierno

Así lo dijo Guillermo Alfonso Jaramillo.

El Espectador

El secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, celebró la decisión de la Procuraduría Primera Distrital que lo absolvió de cualquier responsabilidad por el nombramiento de la gerente del Hospital de Meissen y aseguró que él como funcionario se puede equivocar, pero nunca meter las manos en lo que no le corresponde.

"Uno cuando es servidor público está presto para responder, yo sigo un slogan que siempre he tenido en mi vida, uno en política puede meter las patas pero no las manos, yo me puedo equivocar pero ténganlo por seguro que nunca como lo he hecho ya en 60 años meto las manos en lo que no me corresponde y que no sea mi propio peculio", dijo Jaramillo.

De acuerdo con el secretario, el compromiso que el Distrito asumió con el Hospital de Meissen fue el de acabar con la corrupción y detener el deterioro del mismo a través de una persona de confianza y responsable con su trabajo como lo es Luz Marina López Salamanca, que ha logrado sacar a flote el centro médico.

"Ahora el compromiso es seguir trabajando por el Distrito, necesitábamos una persona que nos diera la garantía que se podía acabar con la corrupción y el deterioro del hospital y eso es lo que está haciendo la doctora Luz Marina", manifestó el funcionario.

La investigación se adelantaba por las presuntas irregularidades en el nombramiento del gerente del hospital de Meissen, sin embargo, el fallo judicial determinó que no hubo ninguna inhabilidad en este nombramiento.