¿Va a pasar vacaciones en Bogotá? Le contamos qué hacer

La capital será sede de eventos masivos que no se ofrecen en otras ciudades del país. Los centros culturales, además, dictarán cursos recreativos para estudiantes de colegio. Repasamos algunas de las actividades.

El Festival de Verano, Rock al Parque y Campus Party son algunos de los atractivos turísticos de la ciudad.

 Los niños y los jóvenes son los que más recorren el centro histórico de la ciudad. En el sector hay más de 100 academias con actividades artísticas para ellos, sin incluir los 99 museos y sitios emblemáticos como el Planetario, la Cinemateca y el sector de la Candelaria, que en temporada de vacaciones ofrecen cursos especiales.

Bogotá es la ciudad latinoamericana con mayor kilometraje en ciclorutas (375 km). La brecha entre quienes se desplazan en bicicleta y quienes se movilizan en carro se ha acortado: el 6% de la población de la ciudad lo hace en dos ruedas, mientras que el 15% en cuatro. La capital, además, no es una ciudad que necesite calefacción ni aire acondicionado. Todos estos factores amigables con el entorno, según Adriana Gutiérrez, directora de turismo de Bogotá, atrae a los turistas extranjeros.

Durante el primer trimestre de este año, se incrementó en un 10% la llegada de turistas internacionales: van 293.904 en lo corrido de 2016. En temporada de vacaciones, sin embargo, el 80% de los visitantes son nacionales, la mayoría proviene de la región central. Otro atractivo de la ciudad durante este periodo es que se desocupa parcialmente. Según Migración Colombia, unos 240.000 nacionales salen del país a otros destinos.

Habrán eventos que no se ofrecen en otras ciudades del país, como Rock al Parque, el Festival de Verano y Campus Party. También es novedad, según Gutiérrez, los recorridos por los cerros orientales.

El turismo de naturaleza lo complementan municipios aledaños a la ciudad: “A unos kilómetros de Bogotá existen atractivos como el Bosque de Niebla en Chicaque, una oferta con alojamiento, tracking y recorridos inolvidables. A 30 minutos, tenemos La Chorrera en Choachí, la caída de agua más alta del país. Los amantes de la aventura pueden visitar municipios como Tobia, que ofrece rafting, rappel y torrentismo, mientras Suesca y Sopo, la escalada en roca, y en La Calera pueden vivir la experiencia de volar en parapente”, cuenta Gutiérrez.