Vacunación, la carrera contra el tercer pico en Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

Bogotá abrió seis coliseos y activó 400 puntos de vacunación para aplicar las primeras dosis a 80.000 mayores de 80 años. Buscan agilizar el proceso para hacerle frente a una nueva ola de contagios. ¿Qué hacer cuando lo llamen?

La cara de satisfacción de quienes son vacunados no tiene precio. Pablo Gutiérrez, de 88 años, se recogió la manga de la chaqueta cuando la enfermera se lo pidió. No cerró los ojos, solo miró al frente para no ver lo que hacía, pero su hermana sí grabó todo, desde el primer momento en que les mostraron el dial con la dosis de Sinovac hasta que la aguja salió del brazo. “¿Eso fue todo?”, le dijo a la vacunadora cuando la vio retirarse.

Lo llamaron hace dos días para preguntarle si se quería vacunar y de paso agendar la cita para ayer al mediodía, en el Movistar Arena, uno de los seis coliseos que se habilitaron en la ciudad para iniciar la vacunación masiva, tras la entrega que hizo el Gobierno Nacional de 81.000 dosis de Sinovac a Bogotá, para continuar con la inmunización de los mayores de 80 años.

Otro de los puntos es el coliseo de El Tunal. Hasta allí llegó Magdalena Medina con su hijo Constantino, a las 9:00 a.m. Ella está en silla de ruedas y ha perdido parte de su visión, pero estaba feliz, porque siente que ahora puede hacerle frente al virus y su familia puede perder un poco el miedo a contagiarla. En un caso similar, Ana Blanco de Henao, con 90 años, solo sonreía detrás del tapabocas, porque a ella le gusta caminar y con la vacuna siente que ahora lo podrá hacer con más confianza.

Al igual que estos puntos, se acondicionaron otros espacios en la Universidad Javeriana y los coliseos Cayetano Cañizares, Molinos y Tibabuyes para facilitar el procesos y así aplicar una nueva estrategia de agendamiento, con la que buscan aplicar hasta 10.000 dosis diarias en la capital. “Somos prudentes con este número, porque a medida que vamos avanzando en los listados, encontraremos algunos que no van a llegar o errores en los contactos y números telefónicos que no coinciden. Por eso hacemos un llamado a la ciudadanía para que actualicen sus datos con sus EPS”, dijo el secretario de Salud, Alejandro Gómez.

La apuesta es grande. Si el Gobierno Nacional garantiza rápido la entrega de las 247.000 vacunas que restarían para aplicar la primera y segunda dosis a los mayores de 80 años, el Distrito le apostará a terminar la vacunación de esta población en marzo. Además, según Gómez, “lo que queremos es, a finales de abril, tener vacunados a los mayores de 60, que son aproximadamente 1,2 millones de personas. En caso de llegar un tercer pico, las personas que demandan un mayor servicio de unidades de cuidados intensivos (UCI) estarían inmunizadas, y ese sería el mejor de nuestros escenarios”.

De acuerdo con Luis Jorge Hernández, profesor experto en salud pública de la Universidad de los Andes, hay que tener en cuenta que la vacunación sigue siendo a cuentagotas. “En este punto deberíamos estar aplicando entre 100.000 y 200.000 dosis diarias para obtener la inmunidad de rebaño este año, pero no se está cumpliendo con el cronograma y seguimos a la expectativa de cuándo llegarán más vacunas”.

Sumado a esto, considera que se deben eliminar barreras administrativas, como el tener que expedir una resolución cada vez que llegan nuevas vacunas y solucionar los problemas que hoy existen con las bases de datos. “El Gobierno dice que tiene 98 % de cobertura social, pero uno entra a Mi Vacuna y la mayoría de las personas adultas no están”. Por eso el llamado a la ciudadanía a actualizar sus datos ante las EPS.

Pero esto no es lo único que se le ha pedido a la gente. Tanto en la aplicación del primer lote de Sinovac como ayer se evidenciaron aglomeraciones a determinadas horas del día, por lo que se pide a las personas citadas ir únicamente 10 minutos antes de la vacunación programada, con el consentimiento informado previamente diligenciado. De la misma forma, se pide avisar al personal de vacunación si presenta alguno de los síntomas del virus, es alérgico a algún medicamento o fue vacunado recientemente contra otras enfermedades.

En cuanto a las personas con dificultades para movilizarse, se solicita informar su situación en el momento en que la persona es contactada para la aplicación de la vacuna, pues, además de las jornadas de concentración y las citaciones, las entidades prestadoras de salud deben garantizar la atención domiciliaria, así como la búsqueda de la población rural dispersa.

Los protocolos en los lugares de vacunación son claros. Una vez se hace el registro, se pasa al punto de vacunación, donde se explica cuál vacuna se recibirá, se enseña el vial y su fecha de vencimiento. Entre esto y la aplicación no pasan más de cinco minutos. Posteriormente se agenda de una vez la segunda cita a los 28 días que, en el caso de Sanitas, se está haciendo a la misma hora y en el mismo lugar donde se aplica la primera dosis.

Por lo pronto el Distrito realiza el seguimiento a los procesos implementados esta semana y está a la espera de nuevas confirmaciones del Gobierno Nacional. El reto contra el tercer pico es grande, por lo que además de garantizar la transparencia en la vacunación, se sigue insistiendo a la ciudadanía en no bajar la guardia con las medidas de cuidado.

Comparte en redes: