"Vamos a proyectar ciudades a 20 años": gerente de la Cumbre Mundial de Alcaldes

Bogotá será sede de la Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales. Más de 100 expertos en urbanismo, medioambiente y equidad de género, entre otros temas, contarán las experiencias que cambiaron el curso de sus ciudades y definirán nuevos desafíos.

Edna González, gerente de la Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales. / Alcaldía de Bogotá

Khalida Popal, la primera capitana de la selección femenina de fútbol de Afganistán, quien inauguró la burka en el césped y ahora, retirada de las canchas por una lesión, jalona el crecimiento de la selección de Dinamarca. Guillermo Dietrich, el secretario de transporte que restringió el paso de vehículos en el centro de Buenos Aires y peatonalizó 33 cuadras. Regina Monteiro, la arquitecta que se hartó del paisaje publicitario de São Paulo y aplicó una ley para bajar las vallas. Estos son algunos de los 300 conferencistas que contarán sus logros en la Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales y el V Congreso de CGLU, un encuentro que se realiza cada tres años y que por primera vez visita una ciudad suramericana: Bogotá.

Para acoger un evento que trae voceros de 100 países, Bogotá exhibió sus rótulos: en la última década, las empresas extranjeras han invertido US$1.700 millones en la ciudad, lo que ha generado 21.000 empleos, su fuerza laboral es de casi cinco millones de personas y cuenta con el primer aeropuerto en movimiento de carga en América Latina. En pocas palabras, es sede porque es un destino favorable para hacer negocios.

La cumbre llega en la semana de receso estudiantil. De las 134 conferencias programadas —todas gratuitas—, 54 estarán concentradas en temas de ciudad. Los alcaldes y líderes regionales hablarán de sus intentos por crear políticas públicas para, por ejemplo, preservar el patrimonio histórico de una plaza o evitar la diseminación de habitantes de calle. No se trata, advierten sus organizadores, de oír a políticos y académicos balbucear teorías urbanistas, sino de conocer las desventuras y oportunidades de experiencias que han cambiado el curso de las ciudades y definir nuevos desafíos. El Espectador habló con Edna González, gerente del encuentro.

¿Qué saldrá de la cumbre?

Las ponencias presentadas permitirán estructurar un documento con las aspiraciones que tienen los líderes de sus ciudades. Un documento que busca ser faro para crear políticas públicas en los próximos 20 años. Como legado, se instalará una maqueta que imprime la ciudad al 100 % en 3D, en donde se podrán visualizar desde troncales de Transmilenio hasta parques. Será la primera urbe de América Latina en tenerla.

El urbanismo y el ambiente son temas centrales de la agenda. ¿Qué expertos hablarán de estos temas?

Uno de ellos es Peter Calthorpe, famoso en el mundo por el concepto de caminar en las ciudades, una cosa tan simple que se está perdiendo por el cemento y la invasión del espacio público. En países de Asia, Europa y América Latina impulsó la creación de alamedas y senderos. También está Anne Hidalgo, alcaldesa de París, que se dio la pela de hacer algo que no tuvo mucho eco mediático: decidió peatonalizar todo el sendero que bordea el río Sena, un patrimonio de la humanidad. Creo que hay una necesidad muy grande de discutir cómo podemos volver a caminar en las ciudades.

¿Con qué se va a encontrar la gente que llegue al evento?

Con un pabellón de más de 4.000 metros cuadrados en donde, además de conferencias sobre urbanismo y desarrollo económico, habrá talleres de arte y de construcción de ciudadanía. Es la primera vez que la ciudad reúne más de 300 personalidades para tomar decisiones de ciudad y de manera gratuita.

¿En qué personajes pondrá la mirada el Distrito?

En personas como Amanda Burden, quien fue durante 12 años jefa de planeación urbana en Nueva York. El sistema de bicicletas que ellos tienen (parqueaderos en centros comerciales, pedalear a lo largo de dos ríos) fue planteado por el alcalde Michael Bloomberg, con ella como asesora. También el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, quien fundó un servicio de atención y resocialización, a través de centros de emprendimiento, para habitantes de calle.

¿Qué tiene Bogotá para mostrarle al mundo?

La recuperación de espacio público. Hemos recuperado 200.000 metros (otrora ocupados por vendedores informales) y hemos ampliado andenes. Aquí, además, tenemos el mayor kilometraje de ciclorruta en América Latina. Eso no lo tiene Ámsterdam, que era la ciudad modelo en el uso de bicicleta.

Llegarán países que no visitan con frecuencia la ciudad: Suecia, Rusia y Emiratos Árabes. De ellos, ¿qué podría ser útil para Bogotá?

Tenemos que escuchar a los árabes hablar sobre turismo: ellos cambiaron el petróleo para construir rascacielos y les resultó. Por otro lado, Suecia tiene una amplia experiencia en la gestión de residuo sólido y reciclaje.

¿Cómo funciona la maqueta que crearon y en dónde será instalada?

Son 360 metros cuadrados con la impresión de la ciudad. A través de un sistema de mapping, se podrá ver Bogotá de día y de noche. La idea es que se convierta en un atractivo turístico, como sucede hoy en Nueva York, Chicago, Pekín y Singapur, donde está instalada. El lanzamiento será este jueves. Una de las opciones es cerca de Maloka, para retomar el valor cultural del espacio. El otro es el monumento de los Héroes, un edificio hueco de cuatro pisos que acaba de ser restaurado y en donde los turistas no saben que pueden entrar.

¿Cuándo se presentará el documento que saldrá de la cumbre?

En Hábitat III, una conferencia mundial que organiza la ONU sobre vivienda y desarrollo urbano, que se realizará en Quito del 17 al 20 de octubre. Es una reunión que se hace cada dos décadas y expone a dónde llevaremos las ciudades. De ese documento se pueden desprender políticas públicas.