'La van der Hammen no tiene nada distinto a cualquier otro potrero': Peñalosa

El alcalde defendió su idea de construir tres avenidas en terrenos de la reserva y aseguró que será responsabilidad de la CAR que Bogotá “quede cada vez más bloqueada al norte”.

Archivo

Luego de hacer públicas sus pretensiones de construir tres avenidas sobre terrenos de la reserva Thomas van der Hammen, en el norte de Bogotá, el alcalde Enrique Peñalosa salió este lunes en defensa de los proyectos y aseguró que el área protegida no tiene nada distinto a "cualquier otro potrero de la sabana".

El mandatario argumentó que “no es una ocurrencia” suya o de su administración querer construir o ampliar las vías, teniendo en cuenta que son proyectos decisivos para “desembotellar” el tráfico en el noroccidente de la ciudad. (Lea: Peñalosa pretende construir tres avenidas en la reserva Thomas van der Hammen)

“En este momento la llamada reserva forestal no tiene árboles, de las 1.400 hectáreas solo hay como seis o siete que tienen árboles, de resto lo que hay son invernaderos, hay pasto con vacas, hay barrios, hay fábricas, hay universidades. Para que alguien descubra que hay reserva tiene que ir con un experto, que le diga dónde queda, porque no se nota nada distinto que cualquier potrero de la sabana”, manifestó el mandatario. (Lea: ¿Qué hay bajo la Van der Hammen?)

Según Peñalosa, la extensión de las avenidas Ciudad de Cali, Boyacá y ALO hacen parte del plan vial de Bogotá desde hace al menos 40 años, por lo que es decisión de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y de la misma ciudadanía “seguir embotellados” por no querer hacer las vías.

“Los ciudadanos tendrán que escoger y la CAR decidirá si no quiere que se hagan esas vías y que Bogotá quede cada vez más bloqueada al norte, totalmente encerrada, entonces perfecto”, agregó el alcalde en declaraciones que recoge Blu Radio, aclarando que acatará la decisión que adopte la autoridad ambiental.

“Yo no soy un dictador, solo soy un alcalde que acato las órdenes de muchas instituciones respetuosamente. Si las autoridades competentes consideran que no se deben hacer estas vías, perfecto, no las hacemos”, precisó el alcalde.

Según Peñalosa –quien además pretende levantar proyectos de vivienda en la zona protegida– la intervención en materia vial comprendería la ampliación de la Avenida Boyacá, desde la calle 170 hasta la avenida Guaymaral, en 7,4 kilómetros sumado a la construcción de ciclorrutas y carriles exclusivos para Transmilenio.

Adicionalmente, el alcalde le apostaría a la ampliación de la Avenida Ciudad de Cali hasta la Avenida Suba, así como a la construcción de un túnel para facilitar la movilidad en la vía Suba Cota a través de un trazado de 11 kilómetros. “Es importante recordar que la reserva –que no tiene árboles, solo invernaderos y barrios– hoy está impidiendo que se desembotelle la ciudad al norte”, insistió Peñalosa.

Se estima que la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) también estaría en el paquete de vías, e incluso –según reveló Noticias UNO– ya habría inversionistas: “El IDU ha recibido varios proyectos en varios tramos de la ALO y la idea es que en este periodo de prefactibilidad de esos proyectos sean estudiados”, sostuvo por su parte el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

Consultado sobre la solicitud del alcalde, el director de la CAR, Néstor Franco, manifestó que no han recibido petición alguna de Peñalosa para construir vías en la reserva: “A esta hora del día nosotros como CAR Cundinamarca no hemos recibido oficialmente ninguna solicitud por cuenta de la Alcaldía de Bogotá ni frente al tema de las vías ni con ninguno otro de la reserva van Der Hammen”, dijo el funcionario en diálogo con Blu Radio.