Veeduría pide al IDU demoler muro que está a punto de colapsar en la 26

La pared de 70 metros de largo amenaza con caerse por un paso donde transitan peatones y vehículos.

Luego de tres meses de insistir para que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) efectúe la demolición de un muro que está amenazando la estructura del edificio de Uniapel, en la calle 37 con avenida Calle 26, y que pone en riesgo la seguridad de peatones; la veedora Distrital, María Consuelo del Río Mantilla, le envió una comunicación a la directora del IDU, María del Pilar Bahamón Falla, en la que le insiste sobre la necesidad de hacer los arreglos respectivos en el muro de 70 metros de largo por ocho metros de alto para evitar una tragedia.

El llamado es producto de una queja allegada al organismo de control por el representante legal de Apel, quien manifestó que el muro tiene agrietamientos por el paso continuo de volquetas, camabajas, mezcladoras y otros equipos pesados que hacen que el muro cada día tenga un mayor debilitamiento, poniendo en peligro la vida de las personas, y de los conductores de motos y vehículos que transitan por el sector.

La recomendación de la Veeduría Distrital se suma a la del Fondo para la Atención y Prevención de Emergencias (Fopae) y de la Alcaldía de Teusaquillo quienes, después de visitar la obra, coincidieron con el concepto de “restringir parcialmente el uso de este espacio por el riesgo que presenta el mismo debido a su inestabilidad y gran flujo vehicular”.

"En una de las mesas de trabajo en las que ha mediado la Veeduría Distrital, el IDU se había comprometido a demoler el muro, a más tardar el 30 de septiembre, sin obtener hasta el momento respuesta efectiva", dijo del Río Mantilla.

En la comunicación, la veedora Distrital le insistió a la directora del IDU sobre la importancia de tomar acciones determinantes para demoler el muro que, “sin duda, representa un gran peligro para los peatones y vehículos que diariamente transitan por el lugar”.