Vehículos de placa blanca protestan en Bogotá por pico y placa

Según las proyecciones de la Secretaría de Movilidad, a fin de mes entrará en vigencia la restricción, a la que se oponen centenares de conductores.

/ Cristian Garavito

‘Ad portas’ de que entre en vigencia el pico y placa para 3.000 vehículos de transporte especial o de placa blanca en Bogotá, este viernes un grupo de conductores adelanta un plan tortuga para oponerse a la restricción. (Lea: Abecé del pico y placa para vehículos blancos en Bogotá)

La protesta se desarrolla a esta hora en inmediaciones al parque Simón Bolívar –por la carrera 68 en sentido norte sur– en la Calle 26 con destino al Aeropuerto y otro grupo se moviliza hacia la Carrera 7 para tomar hacia el sur.

A finales de mes, según las proyecciones de la Secretaría de Movilidad de Bogotá, entrará en vigencia la restricción para los vehículos de transporte especial. De acuerdo con el titular de esa cartera, Juan Pablo Bocarejo, una vez cumplida la etapa de estudios y de difusión de la restricción, se espera se ponga en marcha la medida, inicialmente a través de comparendos pedagógicos. (Lea: A finales de junio arranca en firme pico y placa para carros blancos en Bogotá)

La Administración Distrital ha argumentado que la restricción surge como una alternativa a la congestión vehicular en la ciudad y atiende el principio de igualdad, equilibrando y unificando las condiciones de circulación de camionetas y camperos con capacidad para cuatro pasajeros (sin contar conductor) que prestan el servicio de transporte especial.

El decreto que da luz verde al pico y blanca para carros blancos señala que la restricción operaría conforme al último dígito de la placa respectiva, entre las 5:30 de la mañana y 9:00 de la noche de lunes a sábado, atendiendo así la congestión vehicular que se presenta en la ciudad.

Se excluye de la restricción a aquellos vehículos que prestan el servicio de transporte escolar. No obstante, sí operará para carros de servicio oficial, que no podrían circular entre las 6:00 y 8:30 de la mañana y entre las 3:00 y las 7:30 horas de la noche, los días hábiles de lunes a viernes. La restricción abarcará vehículos con una capacidad de hasta cinco pasajeros; es decir, vans, transporte escolar y vehículos más grandes siguen exentos y pueden seguir circulando sin esa restricción.

Agremiaciones como la Asociación de Transporte Especial en Colombia han advertido que sumado a falencias en la socialización del proyecto, el decreto lo que en realidad estaría buscando es contener la aplicación de servicio especial Uber.

“Ni siquiera estuvimos en una mesa de negociación con respecto a este tema por parte del Gobierno. Aquí hay ausencia del Gobierno y la incapacidad para regular porque si empezamos por el ordenamiento jurídico, se ha roto (…) El daño que le ha hecho Uber al servicio especial es muy grande porque resulta que todas las camionetas no trabajan con Uber; ellos vinieron a dinamizar el mercado pero Uber fue desleal con el servicio especial montando el servicio de UberX”, aseguró en abril pasado a Blu Radio Luis French Collazos, representante de la Asociación.