Vendedores informales en Bogotá protestaron por programa de recuperación del espacio público

Según los manifestantes, quienes se congregaron en inmediaciones de la estación Las Aguas de Transmilenio, en el centro de la ciudad, se han presentado arbitrariedades y casos de abusos de autoridad.

Daniel Hernández

Alrededor de 60 vendedores informales protagonizaron un cacerolazo este miércoles en el centro de Bogotá, protestando por medidas de la Administración Distrital para recuperar el espacio público que –advierten– están afectando sus fuentes de sustento.

Según expresaron los comerciantes, quienes intentaron bloquear el sistema Transmilenio a la altura de la estación Las Aguas, son al menos 10.000 las personas afectados por los planes de intervención efectuados por el Distrito en diferentes zonas de la ciudad.

“Nos sentimos peor que delincuentes, nos persiguen, nos quitan la mercancía y siempre es abusando de la autoridad. La Defensoría le dijo a la Alcaldía que esto debe ser gradual y programado para no afectar a nuestras familias; algo que no se ha hecho hasta el momento”, expresó en diálogo con RCN Radio Jhon Rivera, uno de los manifestantes.

En respuesta, la Administración ha señalado que, desde el Instituto para la Economía Social (IPES), ofrece a los vendedores planes de reubicación de sus negocios en ferias, quioscos y centros comerciales. Sin embargo, muchos vendedores aseguran que las opciones no los cobijan a todos ni cubren sus necesidades.

En enero pasado, Félix Palacio Arena, vendedor de perros calientes en el sector de Chapinero y representante de los informales de esa localidad, declaró su inconformidad con la oferta de la Administración.

“El IPES, además de ofrecer quioscos en puntos desolados por donde no pasa nadie, como el de la calle 90 con Autopista (debajo de un puente vehicular), hace un sorteo en el que participan 40 personas y sólo hay un ganador. Mientras tanto, los demás se quedan sin su modo de sustento. Por eso peleamos tanto cuando nos quitan nuestras carpas, pues si el Distrito no tiene cobertura para todos, que nos deje en nuestros puestos”.

Cifras del Distrito indican que 3.295 vendedores ambulantes se sumaron durante el año pasado a los planes de reubicación ofrecidos por la Alcaldía. Lo anterior, en desarrollo de 104 jornadas de recuperación del espacio público en distintos puntos de Bogotá, priorizando los que tenían más problemas de invasión y donde los peatones habían perdido espacio para transitar.

Entre estos puntos que, no obstante, generaron el rechazo de algunos vendedores, se cuentan la calle 72, la calle 19, la Plaza de Bolívar y alrededores, el Parque Simón Bolívar, Ricaurte, la carrera 10, la carrera 15 con 85, Bosa La Libertad, Alameda, la Avenida Primero de Mayo, Santa Librada, el Portal 80, La Estanzuela, La Pepita, el Voto Nacional y el Portal Norte.

“La meta para el año entrante es que podamos llegar a 12.000 vendedores de la economía informal, que acepten nuestras propuestas y salgan del espacio público”, explicó recientemente María Gladys Valero, directora del IPES.

682456

2017-03-01T13:06:31-05:00

article

2017-03-01T13:06:31-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

Redacción Bogotá

Bogotá

Vendedores informales en Bogotá protestaron por programa de recuperación del espacio público

95

3248

3343