Venta de la Empresa de Energía de Bogotá divide a la Alianza Verde

Mientras en el Concejo la mayoría de la bancada verde apoya la iniciativa del alcalde Peñalosa, los representantes nacionales más visibles se oponen. Estos son sus argumentos.

Mientras en el Concejo tres de los cinco cabildantes de la Alianza Verde apoyan la venta del 20% de las acciones que tiene el Distrito en la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), el concejal Antonio Sanguino, presidente nacional de la colectividad, y varios de sus dirigentes nacionales, están en contra de la propuesta del alcalde Enrique Peñalosa.

Los argumentos que los tienen en contra de esa iniciativa fueron expuestos en una carta firmada por Sanguino, los senadores Antonio Navarro y Jorge Prieto; los representantes a la Cámara Ángela Robledo, Angélica Lozano y Óscar Ospina; así como otros miembros de la dirección nacional de la Alianza Verde.

En la misiva se detallan cuatro puntos para argumentar contra la venta de las acciones públicas de la entidad. Empiezan asegurando que el sector energético podría considerarse un servicio público esencial. Y que la enajenación de la quinta parte de la EEB es una solución a corto plazo, que solo busca cubrir el hueco presupuestal del Plan de Desarrollo del alcalde Peñalosa. En esa visión de corto alcance, sostienen, se desestima el buen negocio que es la empresa para la ciudad.

“(…) desde el año 2008 la ciudad ha recibido alrededor de $3,6 billones en utilidades. Si tomamos el promedio de los dividendos pagados al Distrito entre el 2011 y 2015 ($475 mil millones), y los proyectamos a futuro, seguramente con estos recursos se podrían financiar importantes inversiones sociales”.

Aseguran además que la privatización de las empresas públicas se ha justificado por su mal funcionamiento financiero. Caso que no corresponde, para nada, al de la EEB, que en los últimos cuatro años ha presentado un crecimiento anual del 15% y el año pasado tuvo ingresos de $3,4 billones. Finalmente, rechazan el argumento de que la venta serviría para democratizar la empresa, pues, sostienen, el mercado de valores no es de fácil acceso para la ciudadanía común:

“Desde el año 2010 se ha reducido casi a la mitad la participación de particulares en el mercado accionario, pasando del 40% en 2010 al 15% en 2015. Además, las recientes depreciaciones de las acciones con alta participación de particulares, como las de Ecopetrol, han hecho renuentes a las personas y pequeños inversionistas a apostarle a este tipo de activos”.

Con esa exposición, las figuras más representativas de la Alianza Verde se distancian de los concejales Lucía Bastidas, Hosman Martínez y Edward Arias, quienes, junto a las mayorías del cabildo han mostrado su apoyo a la venta propuesta por el Distrito.

El concejal Jorge Torres, la cuota de Antanas Mockus en el cabildo y que apoyó la venta de la ETB, aún no define su posición en este tema.