"La verdad no puede ser silenciada", dijo Petro por documental de falsos positivos

El alcalde de Bogotá señaló que la frase 'falsos positivos' es una ignominia, cuyas palabras fueron construidas para ocultar la realidad.

Alcaldía de Bogotá.

En el marco del estreno del documental "Retratos de Familia", que trata el tema de los falsos positivos de Soacha, el alcalde Gustavo Petro aseguró que "la verdad no puede ser silenciada” y que la Alcaldía Mayor pretende que la verdad sea conocida por todos.

El mandatario dijo que la frase 'Falsos Positivos' es una 'ignominia' cuyas palabras fueron construidas para ocultar y deformar la realidad.

"Las verdades dramáticas de los Falsos Positivos hay que difundirlas para construir personalidades", dijo tras conocer el documental presentado por el Archivo Distrital.

"Estamos en una situación difícil: si condenamos al país a otros 100 años de soledad violenta o salimos de la crisis, cerrando heridas y en la revolución del perdón. Las políticas de odio han fracasado en la historia, la humanidad termina repudiándolas, como ocurrió con las del nacismo o las de los mal llamados falsos positivos", agregó Petro.

"Retratos de Familia" recoge el drama de las madres de los jóvenes asesinados extrajudicialmente y que fueron presentados como guerrilleros caídos en combate. Es una producción del Archivo de Bogotá dirigido por la realizadora Alexandra Cardona.

Semanas de trabajo e investigaciones de campo le permitieron a Cardona lograr un documental que les permite a los familiares de estas víctimas "rescatar su dignidad".

"Las madres de estos chicos, con una tenacidad y lucha admirables, lograron demostrar que sus hijos no eran guerrilleros, que tenían una identidad y un rostro, y no eran ningunos N.N., como aseguraban las autoridades", dice Cardona.

El asesinato de jóvenes a manos del Ejército, considerado uno de los mayores escándalos de los últimos años, es el tema central de este documental de 88 minutos, que se estrenó en el reciente Festival Internacional de Cine de Cartagena y que se exhibe por primera vez al público en la capital.

De acuerdo con Gustavo Adolfo Ramírez Ariza, director del Archivo de Bogotá, "es admirable que estas mujeres, en medio del dolor y sus tragedias, decidan convertirse en defensoras de los derechos humanos y gestoras de paz. Con la difusión de este documental estamos cumpliendo con nuestra misión de difusión de la memoria y con nuestro compromiso ético por la verdad".