Violencia, protagonista de la noche en Bogotá