Vuelven los pacientes al San Juan de Dios

Empiezan a funcionar los CAPS en Bogotá. Los centros de atención prioritaria en salud hacen parte de la estrategia para descongestionar las salas de urgencia de los hospitales públicos. El plan es tener 40 en toda la ciudad.

El alcalde Enrique Peñalosa recorrió las instalaciones del San Juan de Dios. / Alcaldía
El alcalde Enrique Peñalosa recorrió las instalaciones del San Juan de Dios. / Alcaldía

Al San Juan de Dios vuelven los pacientes. El alcalde Enrique Peñalosa inauguró ayer uno de los 40 centros de atención prioritaria en salud (CAPS) que tendrá la ciudad al finalizar su mandato, como estrategia para descongestionar las salas de urgencia de los hospitales públicos. El que se puso en servicio dependerá del hospital Santa Clara, que, además de atender urgencias no vitales, prestará servicios en 16 especialidades. (Lea: Peñalosa reabre oficialmente el Hospital San Juan de Dios)

Según prevé la administración, en el San Juan habrá dos CAPS, que atenderán 14.000 personas al mes. Las obras de remodelación en el edificio central de tres pisos (semisótano, primer y segundo piso) costaron $10.000 millones.

La estrategia de los CAPS es resultado de conocer que al menos la mitad de las consultas en urgencia son casos no vitales. La idea es que estos pacientes busquen atención en los CAPS, donde habrá especialistas. “La idea es sacar a los especialistas de los hospitales y llevarlos a los barrios”, dijo Luis Gonzalo Morales, secretario de Salud.

En estos espacios se atenderán toda la semana urgencias no vitales, de 6:00 a.m. a 9:00 p.m. Si la urgencia es en la madrugada, se podrá ir a urgencias, aunque el Distrito aclara que ocho de cada diez consultas prioritarias se dan entre las 6:00 a.m. y las 10:00 a.m. y entre las 5:00 p.m. y las 10:00 p.m.

El secretario de Salud aclara que allí se concentrarán procedimientos ambulatorios. No sólo habrá consulta general, sino especializada, laboratorio, rayos X, fisioterapia y vacunación.

Con el nuevo CAPS del San Juan de Dios, ya hay 10 unidades en servicio, que esperan atender el 30 % de las urgencias de la capital y beneficiar a casi 500.000 ciudadanos de Ciudad Bolívar, Antonio Nariño, Tunjuelito, San Cristóbal, Suba, Fontibón y Kennedy. “Será un enfoque distinto en la atención, que les dará un mejor servicio a los ciudadanos”, señaló Peñalosa. El reto ahora es que los pacientes sean más consciente de lo que realmente amerita atención de vida o muerte para ir a urgencias, y aquello a lo que se le puede dar un manejo ambulatorio en un CAPS.

Como lo contó El Espectador en enero, el exalcalde Gustavo Petro dejó firmados en diciembre, pocos días antes de salir del cargo, contratos por $6.700 millones para adecuar los primeros servicios en el San Juan, que pretendía fueran de urgencias. La nueva administración, sin embargo, suspendió esas obras, modificó el objeto de los contratos y terminó invirtiendo $10.000 millones en la adecuación de los dos CAPS en ese hospital.

Temas relacionados
últimas noticias