“Yo no giré ni un solo peso de ese contrato, solo lo suscribí”: exalcaldesa de Bosa

Noticias destacadas de Bogotá

En un diálogo con El Espectador, Tatiana Piñeros expuso sus argumentos y cuestionó las razones de la Fiscalía para imputarle cargos por presuntas irregularidades en un contrato por $4.000 millones con la Cruz Roja. Aun así, dijo que está dispuesta a atender cualquier requerimiento del ente de acusador.

El jueves 19 de noviembre, la Fiscalía le imputó cargos a Tatiana Piñeros, exalcaldesa local de Bosa y actual alcaldesa encargada de Los Mártires, por presuntas irregularidades en un contrato por $4.000 millones con la Cruz Roja, para brindar ayudas a familias vulnerables durante la emergencia sanitara. En un diálogo con El Espectador, la alcaldesa aseguró que no existieron dichas irregularidades y que estaba presta para responder a cualquier requerimiento de la Fiscalía.

Según la Fiscalía, la mandataria local firmó un convenio aparentemente irregular, “al amparo de la emergencia social y sanitaria, decretada para atender las necesidades de la ciudadanía durante la pandemia” y es por esta razón, pretende llevarla a juicio por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, y peculado por apropiación a favor de terceros.

La funcionaria habló con El Espectador para defenderse, cuestionando al ente acusador por solo imputarle cargos a ella, cuando el mismo contrato fue celebrado por otras 16 alcaldías locales de Bogotá. De hecho, hace un mes la Contraloría cerró la investigación de las otras administraciones tras no evidenciar irregularidades para soportar un proceso formal.

“Aquí se creó un sistema distrital de cuidado. Bajo este sistema nos hemos acogido, tanto en su momento cuando fui alcaldesa local de Bosa, como aquí en Los Mártires, donde también se hizo el mismo contrato. En Bosa me tocó suscribirlo y aquí tuve que llegar a ejecutarlo. Entonces desconozco las razones por las cuales a mí es a la única que en este momento están imputando cargos por un contrato que ha sido el mismo en todas las localidades, bajo los mismos parámetros, los mismos costos y el mismo operador”, dijo Piñeros.

>>>Lea: La imputación a una alcaldesa local de Bogotá que salpica a la Cruz Roja

La alcaldesa admite que hay cosas que corregir, como que en el SECOP faltaban algunos documentos del proceso. “Se trata de un hallazgo de corrección, más no de una incidencia penal que lleve a una imputación de cargos”, y explicó que en una audiencia, la Fiscalía expresó que había situaciones que no eran propias de una declaratoria de urgencia.

“Se refieren a el estudio del mercado, el estudio del sector y el estudio de la población a atender. Estos requerimientos no operan cuando hay una declaratoria de emergencia, entonces ellos (la Fiscalía) manifiestan que se adelantaron unos procesos que no eran necesarios en momentos de urgencia”, puntualizó.

Además, aseguró que no entiende por qué se le imputa el delito de peculado por apropiación de terceros. “Yo no giré ni un solo peso de ese contrato. Lo suscribí y alcancé a ejecutar una parte, pero yo no giré ni un solo peso. Por eso, cuando vienen y dicen que hay peculado, no sé a qué se refieren”. Agregó que incluso había enviado pruebas sobre esto. “Aparentemente no fueron tenidas en cuenta, entonces tocará volverlas a presentar durante el desarrollo del proceso”, dijo.

También, la alcaldesa dijo que no cree que el hecho de haber sido la primera alcaldía en suscribir el contrato haya influido en la decisión de la Fiscalía, pues asegura que, precisamente, después de ese contrato fue que las otras alcaldías suscribieron el contrato.

Tatiana Piñeros concluyó asegurando que está dispuesta a atender cualquier requerimiento que la Fiscalía tenga frente a las acusaciones.

Comparte en redes: