ADN antiguo de perros revela la compleja historia común con los humanos

Noticias destacadas de Ciencia

Si bien el momento y la ubicación precisos de la domesticación siguen siendo esquivos, los resultados indican que al menos cinco linajes de perros principales ya se habían diversificado y extendido en todo el mundo hace 11.000 años, lo que sugiere una historia genética considerable durante el Paleolítico.

Genomas completos recién secuenciados de perros antiguos revelan un legado genético complicado que refleja una larga historia compartida con los humanos de más de 11.000 años.

“El perro es el animal domesticado más antiguo y tiene una relación muy larga con los humanos. Por lo tanto, comprender la historia de los perros nos enseña no solo su historia, sino también nuestra historia”, destaca en un comunicado el autor principal del nuevo estudio genómico, Anders Bergström, del The Francis Crick Institute de Londres.

Si bien la antigüedad del vínculo inextricable entre perros y humanos es bien reconocida, su origen, dónde y cuándo comenzó, permanece envuelto en la historia. Hasta la fecha, pocos genomas completos de perros y lobos han estado disponibles para análisis. Como resultado, se sabe muy poco sobre la historia de la población de perros prehistóricos y cómo se relaciona con los humanos.

Con su trabajo, publicado en Science, Bergström y sus colegas amplían enormemente el número de genomas de perros antiguos y presentan 27 nuevas secuencias de genomas completos de hasta 11.000 años de antigüedad, de toda Eurasia. Al analizar estos nuevos datos junto con otros genomas de perros antiguos y modernos, los autores encontraron que todos los perros comparten una ascendencia común distinta de los lobos actuales, con un flujo genético limitado de los lobos desde la domesticación, pero un flujo genético sustancial de perro a lobo.

Si bien el momento y la ubicación precisos de la domesticación siguen siendo esquivos, los resultados indican que al menos cinco linajes de perros principales ya se habían diversificado y extendido en todo el mundo hace 11.000 años, lo que sugiere una historia genética considerable durante el Paleolítico.

Bergström y su equipo también compararon los genomas de perros antiguos con datos conmensurables de todo el genoma humano antiguo, revelando aspectos de la historia de la población de perros que probablemente reflejan su migración junto con los grupos humanos, así como casos en los que las historias de la población no se alinean.

Juntos, los hallazgos subrayan la compleja historia común de los perros con los humanos. En 2016, por ejemplo, un estudio reveló una profunda división entre los perros de Eurasia occidental y Asia oriental. En 2018, otro estudio mostró mostró que los primeros perros de América del Norte llegaron junto con los humanos y no fueron domesticados por los lobos de América del Norte, sino por una antigua raza de perro de trineo siberiano.

Comparte en redes: