Publicidad
3 May 2016 - 2:11 p. m.

La araña que también practica sexo oral

Una investigación publicada en la revista Nature detalla las prácticas sexuales de la araña de corteza de Darwin (Caerostris darwini) que van desde canbalismo y mutilación de los órganos sexuales hasta felaciones.

Redacción Vivir

La araña Caerostris darwini. / / Wikimedia - Creative Commons
La araña Caerostris darwini. / / Wikimedia - Creative Commons

En el reino animal, para sorpresa de algunos, son frecuentes las prácticas sexuales que no se limitan al coito. Varias veces la ciencia ha identificado algunos de esos casos en los que es usual, por ejemplo, el sexo oral. Guepardos, delfines, macacos, leones y murciélagos hacen parte del grupo de especies en el que las felaciones son frecuentes. De hecho, de alguna manera son habituales en los mamíferos.

Pero si bien investigadores han detallado esas prácticas en ese grupo de vertebrados, muy pocas veces lo habían registrado en los invertebrados. Mucho menos en las arañas. Y eso, justamente, es lo que descubrieron investigadores del Instituto de Biología Jovan Hadzi, el Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes.

Liderado por el entomólogo Matjaž Gregori?, el grupo de científicos observó que la llamada araña corteza de Darwin (Caerostris darwini), que habita en Madagascar y que fue descubierta hace solo siete años, practica con asiduidad el sexo oral. Y no solo eso: también detectaron casos de canibalismo en los que la hembra (que puede ser hasta tres veces más grande que el macho), devora a su pareja después del apareamiento, o en los que mutila sus órganos sexuales una vez ha terminado el coito.

Pero uno de los puntos que más llamó la atención de Gregori? y de su equipo fue el hecho de que entre la Caerostris darwini, que además es la especie que elabora las telarañas más grandes del mundo (hasta de 25 metros), se practique sexo oral. Habitualmente, aseguran en un artículo publicado en la prestigiosa revista Nature, los machos salivan los genitales de la hembra antes, mientras y después del acto sexual.

“Nuestros resultados sugieren que el contacto sexual oral es un repertorio obligado realizado antes, entre y después de la copulación con hembras de cualquier estado adulto. Con los datos en la mano, parece prematuro establecer un significado preciso del contacto sexual oral, pero varias posibilidades son plausibles”, se lee en un aparte del texto.

Entre las posibles explicaciones los investigadores aseguran que se puede tratar de un mecanismo que puede representar la calidad del macho, pues las enzimas de la saliva “podrían proporcionar una ventaja fisiológica de su esperma sobre el de su rival”. En otras palabras, su saliva le permitiría crear un ambiente químico propicio que favorecería su esperma y bloquearía el de otros machos. En últimas, eso permitiría que aumentaran sus probabilidades de paternidad.

Según se lee en el estudio, hasta el momento solo en otro género de arañas se había identificado una práctica similar. Se trata del Latrodectus, que reúne 32 especies. Sin embargo, advierte el grupo, “nada se sabe sobre este fenómeno a parte de su ocurrencia”.
 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Madagascarrevista Nature