Científicos hallan neuronas que hacen parecer unos minutos más largos que otros

Por primera vez, se identificó en cerebros de ratones las neuronas que pueden ser manipuladas para inducir al animal a subestimar o sobreestimar el paso del tiempo.

Pixabay

Los resultados, publicados en la edición de esta semana de la revista Science, buscan brindar una respuesta biológica a la cuestión acerca de cómo tiene lugar en el cerebro esa estimación variable del tiempo por la que algunas veces puede parecer que los minutos vuelan y otras, que un momento es interminable. Para los científicos, ha sido un trabajo difícil, debido a que la percepción del tiempo no puede rastrearse en un órgano sensible, lo que complica su señalamiento a nivel neuronal. (Lea:Las ratas se ríen cuando les hacen cosquillas)

Además, los ratones tampoco pueden contar su propia percepción, por lo que los investigadores de la fundación portuguesa Champalimaud solo han podido analizar el comportamiento de los animales. Los expertos han analizado la actividad de neuronas que liberan dopamina, un tipo de molécula que funciona como neurotransmisor de información entre estas células del sistema nervioso. (Lea: Las experiencias religiosas activan los circuitos de recompensa del cerebro)

Particularmente se enfocaron en las neuronas de la sustancia negra, una zona de la parte superior del tronco del encéfalo."Las neuronas dopaminérgicas están conectadas con muchos de los factores psicológicos y desórdenes asociados con los cambios en la estimación temporal", explican los autores en el artículo  publicado en Science.

Para realizar el estudio, los investigadores usaron herramientas moleculares y genéticas para medir y manipular las neuronas dopaminérgicas. Entrenaron a los ratones para que pudieran reconocer si la duración de un intervalo entre dos tonos era más corta o más larga de 1,5 segundos. Mientras los ratones se dedicaban a esa tarea, los expertos controlaban la actividad de las neuronas: cuando esta crecía, los animales subestimaban la duración del intervalo; cuando era menor, la sobreestimaban.

Un tercer experimento permitió a los científicos conocer si la actividad estaba relacionada con la estimación del tiempo en estos ratones. A través de la optogenética, una especie de manipulación a través de destellos ópticos, encontraron que, si las neuronas eran estimuladas, los ratones tendían a subestimar la duración de un periodo. Si, por el contrario, minimizaban la actividad de las neuronas, entonces los animales sobreestimaban la duración. Para Joe Paton, uno de los investigadores que trabajó en este estudio, el resultado se suma a señales que han observado en experimentos previos y demuestra que la actividad de las neuronas "fue suficiente para alterar la forma en la que los animales juzgaban el paso del tiempo"