Publicidad
11 Mar 2016 - 4:42 a. m.

La corrupción política crea ciudadanos menos honrados

Científicos de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) han investigado cómo se relacionan en una sociedad la corrupción política y el fraude con la honestidad de los ciudadanos.

Redacción Ciencia

Para ello, han elaborado un índice sobre la prevalencia de la violación de las reglas (PRV, por sus siglas en inglés) y han descubierto que estos aspectos de la vida pública ejercen una fuerte influencia en la honradez de las personas.

De esta manera, las sociedades con bajos niveles de corrupción, evasión y fraude suelen contar con individuos más honestos que aquellas que tienen unos niveles altos, según refleja la investigación publicada esta semana en Nature.

“Diversas investigaciones en sociología y psicología social ya sospechaban que existía una conexión entre las malas prácticas políticas y la honestidad ciudadana dado que, por ejemplo, algunas personas están dispuestas a romper las reglas si muchas otras también lo hacen. Sin embargo, no se había demostrado dicha relación hasta ahora”, explica a Sinc Simon Gächter, investigador y coautor del trabajo.

Gächter y sus colegas construyeron un índice PRV de 159 países utilizando datos demográficos y económicos disponibles desde 2003 sobre fraude político, fraude fiscal y corrupción.

A la vez, los investigadores llevaron a cabo experimentos de comportamiento, basados en recompensas, con 2.568 jóvenes (con una media de edad de 21,7 años) de diferentes extractos sociales y procedentes de 23 países, entre ellos España, Italia, Suecia y Reino Unido.

En el experimento, los voluntarios debían tirar un dado y reportar el número que les arrojaba. Entre más alto el número, los participantes recibían un mayor pago por participar en este experimento, sin necesidad de que los resultados fueran revisados por los investigadores. Lo curioso, observó el estudio, es que los números registrados eran más altos de lo que cabría esperar si los participantes hubieran informado sobre el verdadero resultado de su tirada.

“Siempre hay cierta tendencia a mentir un poco. Pero a pesar de que este engaño aparente es común, la gente ha sido sorprendentemente honesta, teniendo en cuenta que podían mentir con impunidad”, comentó Gächter.

No obstante, al momento de comparar los resultados de ambos estudios, se dieron cuenta de que las personas en los países con los niveles más altos de corrupción eran más propensas a hacer trampa en los experimentos.

De acuerdo con el estudio, algunos de los países que más destacan en su relación de poca honestidad y violación de las reglas son Tanzania y Marruecos, mientras que los que presentan una relación fuerte entre la honestidad de sus ciudadanos y el cumplimiento de las normas son Alemania, Austria y Suecia.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Corrupciónevasión fiscal