Crean un nuevo mapa que revela los secretos más íntimos de la Antártida

Tras recopilar más de 187 mil imágenes y procesarlas en unas súper computadoras, científicos lograron crear un detallado mapa de ese territorio que les permitirá monitorear casi en tiempo real fenómenos de los que antes se tenía poco conocimiento.

Mapa de la Antártida, producto del proyecto Reference Elevation Model of Antarctica (REMA).Tomado de la Universidad de Minnesota.

Ian Howat, profesor de ciencias de la tierra en la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, tiene una buena analogía para explicar la importancia del nuevo proyecto que permitió mapear la Antártida a un detalle jamás logrado: “Si eres alguien que necesita gafas para ver”, dice, “es como estar casi ciego, ponerse gafas por primera vez y ver 20/20”. (Lea Miles de personas de todo el planeta marcharon para enfrentar cambio climático)

La explicación se la dio al periódico estadounidense The New York Times y resume la trascendencia del proyecto REMA (Reference Elevation Model of Antarctica), una iniciativa que convierte a ese inhóspito lugar en uno de los continentes mejor mapeados de la Tierra. (Lea Condenadas por su belleza: así es el tráfico de ranas venenosas en Colombia)

Junto Paul Morin, de la Universidad de Minnesota, el profesor Howat recopiló 187,585 imágenes de la Antártida capturadas durante seis años. Luego, con la ayuda de algunos de los “súper computadores” más potentes del mundo, procesaron los datos cuyo peso era cercado a los 150 terabytes. (Lea Arranca el proyecto más ambicioso para limpiar el "continente de plástico" del Pacífico)

El resultado fue sorprendente. Obtuvieron fotografías a una resolución nunca antes vista. Con esos nuevos mapas podrán observar casi en tiempo real fenómenos a los que antes no tenían acceso. Nevadas, el crecimiento y derretimiento de hielo, las fisuras y rompimiento de glaciares y las corrientes de agua, serán algunos de los sucesos que podrán ver los científicos.

Los usos que se le pueden dar a estas imágenes, gratuitas para todos lo que quieran hacer investigación, son muy diversos. Son útiles, por ejemplo, para exploradores y científicos que necesiten recorrer la Antártida o quieran establecer campamentos de estudio. Saber qué tan grueso es el hielo, explicó Howat, ha sido siempre uno de los interrogantes más difíciles de resolver y ahora, en parte, puede ser resuelto.

Los mapas también serán útiles para los investigadores que están tratando de entender los efectos del cambio climático en ese territorio. La pérdida de hielo y las fluctuaciones en el nivel del agua son algunos de los fenómenos que podrán monitorear.