Descubren agua líquida en Marte

Científicos italianos acaban de anunciar que, por primera vez en la historia, descubrieron un lago de agua líquida en Marte. El hallazgo reabre la pregunta sobre la presencia de vida en ese planeta vecino.

En esta fotografía de 2017 se observa el Polo Norte de Marte, cuyo aspecto es similar al de Polo sur, donde se encontró el depósito de agua subterráneo. ESA/DLR/FU Berlin; NASA MGS MOLA Science Team

Investigadores italianos anunciaron hoy que, por primera vez, se tienen pruebas de la presencia en Marte de agua liquida, además de salada, en un lago subterráneo bajo una capa de hielo, gracias a los resultados del radar instalado en la sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea (AEA).

El importante descubrimiento firmado por un equipo de investigadores italianos concluye que en una región llamada Plamun Australe, localizada en el polo sur de Marte, el perfil que dibuja el radar es muy similar al de los grandes lagos de agua líquida encontrados bajo la Antártida y Groenlandia en la Tierra.

La investigación, que publica hoy la revista Science, fue presentada hoy en la sede de la Agencia Espacial Italiana (ASI) y fue calificada por su presidente, Roberto Battiston, como "la más importante de los últimos años".

El lago estaría situado 1,5 kilómetros bajo la superficie y tendría unos 20 kilómetros de largo, de acuerdo con el artículo. El investigador principal, Roberto Orosei, señaló que el depósito tendría al menos un millón de metros cúbicos de agua.

Para descubrirlo, los investigadores italianos utilizaron la sonda europea Mars Express, que sobrevoló el área donde se encontró el lago entre marzo de 2012 y diciembre de 2015. El instrumento MARSIS de la sonda envió señales de radio a la superficie del planeta rojo. Estas ondas rebotaban en las diferentes capas de terreno y, dependiendo de la intensidad con la que regresaban hasta la nave, fue posible concluir la composición del subsuelo.

Es decir: dependiendo si en el subsuelo hay rocas, hielo, arena o, como en este caso, agua líquida, las ondas regresaran en un tiempo y con una intensidad diferentes.

Los científicos llegaron a la conclusión de que en esa región había agua líquida y salada tras analizar 29 grupos de datos escaneados por el radar MARSIS. Llegaron a la conclusión de que era agua líquida tras comprobar que sus características eran prácticamente iguales a las que se han registrado en lugares helados de la tierra, como Groenlandia y la Antártida. 

“Es muy difícil saber qué profundidad tiene el lago porque el agua absorbe las señales del radar, con lo que solo vemos su superficie, pero al menos hablamos de una profundidad de un metro”, le dijo al diario español El País Roberto Orosei, del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia y autor principal del estudio.

Este descubrimiento es especialmente sorprendente pues la región del planeta en la que se encontró este lago suele estar a temperaturas bajo cero. La razón por la que aún en esas temperaturas extremas hay agua líquida, es por los altos contenidos de minerales como el magnesio, el calcio y otras sales que crean una salmuera, o agua sal con más del 5% de sales disueltas, cuyo punto de congelación es mucho más bajo que el de el agua pura. 

En la Tierra, por ejemplo, este fenómeno es visible en el lago Vida en la Antártida, que alberga vida microbiana en sus aguas heladas a 13 grados bajo cero. En el Ártico canadiense,a unos 600 metros bajo hielo, se encuentra el lago Devon. Ambos cuerpos de agua tienen, además de sus temperaturas extremas, otra cosa en común: vida microbiana. Esto abre la pregunta de si habrá vida extraterrestre oculta en el lago marciano. 

Anja Rutishauser, investigadora de la Universidad de Alberta, señaló en El País que “los lagos subglaciales en la Tierra, tanto de agua dulce como salada, albergan comunidades microbianas a pesar de su aislamiento de la atmósfera y su temperatura y oscuridad extremas. Esto muestra que la vida puede adaptarse a condiciones muy extremas, aunque las temperaturas en la masa de agua del polo sur marciano es mucho más baja que cualquiera observada en lagos terrestres similares y también lo es su composición química”.

Los investigadores no descartan que las temperaturas del lago marciano puedan albergar vida, gracias variables que no se han podido estudiar como un flujo de calor geotermal que esté calentando levemente las aguas, haciéndolas habitables para la vida como la conocemos.

Sin embargo, para comprobar esa hipótesis habría que perforar el hielo hasta el depósito, con herramientas completamente esterilizadas de cualquier tipo de microbio terrestre que pueda alterar los resultados. Para el investigador principal esto es viable con la tecnología disponible, aunque aun faltarían varios años antes de poner en marcha un proyecto así.

Además, no se descarta que en el polo sur de Marte haya otros depósitos de agua similares que aún están inexplorados, pues si bien Mars Express recorre esa región desde el 2003, apenas ha escaneado un 10% de la totalidad de la zona. “Necesitaríamos por lo menos 15 años más para explorar todo el polo sur de Marte, pero apenas nos quedan cuatro o cinco años más de operación, nuestras baterías están ya muy desgastadas y queda poco combustible”, puntualiza Orosei.