Descubren nueva especie de dinosaurio “tipo ave” en China

Los fósiles del "Tongtianlong limosus", como fue llamado, fueron descubiertos por casualidad en una construcción. Científicos creen que el individuo murió atrapado en barro.

Recreación de cómo pudo ser el "Tongtianlong limosus". / Foto: Dibujo de Zhao Chuang - Scientific Reports

Mientras excavaban para hacer una construcción en la provincia de Jiangxi,  China, trabajadores se toparon con los restos de una nueve especie de dinosaurio que tiene un gran parecido con las aves. Del tamaño de una oveja, con pico, alas y una cresta en su cabeza, científicos creen que la criatura voladora puede pertenecer al grupo de la ovirraptosauria: un suborden de dinosaurios emplumados que vivieron durante el periodo Cretácico en lo que hoy es Asia y América del Norte, antes de que un asteroide generara su extinción masiva.

Pero una de los curiosidades que más llamó la atención de los científicos son las aparentes condiciones en las que murió el animal: atrapado en el barro.

“El cuello está arqueado, la cabeza se eleva hacia arriba, como si estuviera tratándola de sacar por encima de algo, y ambos brazos están extendidos hacia los lados del cuerpo, tratando de liberarse”, afirmó Sthepen Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido, al periódico The Guardian. Brusatte, junto con varios colegas, fueron los encargados de analizar los fósiles encontrados en China y publicar los resultados en la revista Scientific Reports.

El curioso animal ha recibido el nombre de Tongtianlong limosus, que significa “dragón fangoso en camino al cielo”, y sus fósiles todavía permanecen en el lugar donde fueron encontrados. Específicamente, en la construcción de una escuela secundaria en el distrito de Ganxian, Jiangxi, al sur de China.

Debido a que en la construcción estaban usando TNT para hacer estallar las rocas – así fue como por casualidad dieron a parar con los restos del dinosaurio-, investigadores creen que algunas partes resultaron afectadas, incluyendo parte de sus brazos y cola.

Sin embargo, lo que quedó es suficiente para que los hallazgos sean considerados clave para conocer cómo era el ecosistema en esa zona hace 66 o 72 millones de años. “Podemos concluir que no sólo existía una gran población de dinosaurios, sino su gran variedad y diversidad”, advirtió Brisatte al diario inglés.

Pues el “dragón fangoso” se une a un colección de ovirraptosaurios que han sido encontrados progresivamente en China, lo que sugiere que los dinosaurios “tipo ave” estaban empezando a crecer justo antes de que La Tierra fuera impactada por el asteroide.

Temas relacionados