Un experimento alucinante

Dormio: una plataforma para controlar los sueños

Investigadores del MIT crearon un proyecto que permite acceder a estados de sueño semilúcidos, extraer información y aprovecharla para mejorar la memoria, el aprendizaje y la creatividad de las personas.

“En las páginas que siguen a continuación demostraré que existe una técnica psicológica que permite interpretar los sueños. Y que, si se aplica este procedimiento, todo sueño aparece como un producto psíquico provisto de sentido al que se le puede asignar un puesto determinado dentro del ajetreo anímico de la vigilia”. Con estas palabras comienza el primer capítulo de La interpretación de los sueños, uno de los libros más representativos del médico y filósofo austriaco Sigmund Freud.

Las investigaciones del padre del psicoanálisis, publicadas por primera vez en 1889, buscaban explicar la posible relación entre las imágenes que vemos mientras dormimos y los miedos, los deseos y los instintos que nos invaden al despertar. Freud desarrolló un método de “lectura” de sueños a través de símbolos que un siglo después todavía está vigente.

Su teoría, sin embargo, no ha sido aceptada del todo por la ciencia dura, y los significados y posibilidades del estudio de los sueños siguen siendo un enigma apasionante para académicos e investigadores contemporáneos. Por eso, un equipo del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) creó Dormio, “una plataforma para interactuar con tus sueños”.

De acuerdo con Ishaan Grover, Adam Haar Horowitz y Pedro Reynolds-Cuéllar, los tres líderes del proyecto, este sistema abre las puertas para acceder a estados de sueño semilúcidos con el propósito de extraer información, aprovecharla y aumentar la creatividad de las personas. “Dormio permite el uso activo del sueño, un estado que es vital para la memoria y el aprendizaje”, afirmaron los investigadores en la presentación del proyecto.

Los primeros experimentos demuestran que con Dormio es posible influenciar y extraer información de los microsueños monitoreados. “Descubrimos que todos nuestros sujetos soñaban con los temas elegidos por los experimentadores antes del sueño, y que esto podría aumentar la creatividad humana, entendida como flexibilidad, fluidez, elaboración y originalidad del pensamiento”.

La lógica de la plataforma es simple. Se basa en las características y ventajas de la hipnagogia, un estado físico y mental de transición que se produce durante los primeros minutos del sueño, entre la vigilia y la inconciencia, en el que comenzamos a soñar antes de estar profundamente dormidos. “La hipnagogia se caracteriza por la imprevisibilidad fenomenológica, la percepción distorsionada del espacio y el tiempo, la pérdida del sentido del yo y la asociación espontánea y fluida de ideas”, escribieron los investigadores en la página web del proyecto.

La idea es que el dispositivo, diseñado en forma de guante, utilice las señales que provienen de las manos para recoger datos (pérdida del tono muscular o cambios en la frecuencia cardiaca) que demuestren que el paciente está entrando en la etapa de hipnagogia, y se active un audio con un mensaje explícito que conduzca y determine el contenido de los microsueños. Una vez terminado este proceso, se inicia una conversación sobre la experiencia y se registra todo lo vivido. “No queremos que las personas olviden sus ideas útiles”, dicen los investigadores.

Dormia ha hecho pruebas con palabras como “conejo” o “tenedor” y ha descubierto que estos significantes entraron con éxito en los sueños hipnagógicos de los usuarios. Los fines de este proyecto, según Adam Haar Horowitz, son prácticos y filosóficos. “No tengo duda de que la hypnagogia puede aumentar la memoria, el aprendizaje y la creatividad. Sin embargo, también considero que es un tipo de autoconfianza muy valioso e inspirador que antes era inaccesible para mí”.

La idea de entender y aprovechar los propios sueños ha sido una constante en los grandes hombres de talento. Thomas Alva Edison, Nikola Tesla o Edgar Allan Poe usaron un experimento conocido como la esfera metálica para alcanzar el estado de hipnagogia tomando breves siestas con una bola de acero en la mano y despertando una vez esta cayera al suelo. Así capturaban las ideas creativas que se habían generado en los microsueños.

Los creadores de Dormia esperan que en un futuro no muy lejano esta herramienta la usen las personas del común, la lleven a casa y puedan explorar sus sueños por sí mismas. Por eso, el proyecto se desarrolló con un hardware y software de código abierto personalizado de bajo costo, al que cualquier persona con conocimientos básicos de programación puede acceder. Todo esto, además, funciona con una aplicación para celulares.

Como dijo el científico estadounidense ganador del Premio Nobel Eric Kandel: “la creatividad humana surge del acceso a las fuerzas inconscientes”.

 

755289

2018-05-11T22:00:00-05:00

article

2018-05-11T22:00:03-05:00

[email protected]

none

Juan Miguel Hernández Bonilla / @juanmiguel94

Ciencia

Dormio: una plataforma para controlar los sueños

49

4899

4948