Por más de 30 años dos físicos nazis tuvieron cráteres en la Luna. Ahora van a perderlos.

Noticias destacadas de Ciencia

Philipp Lenard y Johannes Stark, dos reconocidos científicos que apoyaron el régimen nazi, perderán ese “homenaje”. De acuerdo con la Unión Astronómica Internacional, serán renombrados.

Johannes Stark y Philipp Lenard fueron dos reconocidos físicos alemanes, muy populares en las primeras décadas del siglo XX. Ambos ganaron el premio Nobel de Física. El primero en 1919 y el segundo (que en realidad nació en Hungría) en 1905. Por sus méritos habían logrado un “lugar” que muy pocos tienen: un cráter con su nombre en la Luna, homenajes que acaban de perder por una razón muy simple: eran antisemitas y apoyaban el régimen de Adolf Hitler. (Lea En una película, la NASA muestra los cambios del Sol durante los últimos 10 años)

“Tan pronto como nos enteramos del problema, el presidente del Grupo de Trabajo para la Nomenclatura Lunar inició el proceso de eliminación de estos nombres y preparó una propuesta para renombrar estos dos cráteres”, le dijo al diario El País de España la astrónoma alemana Rita Schulz, presidenta del grupo encargado de dar nombre a los objetos planetarios en la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés).

Los ejemplos que demuestran que Stark y Lenard apoyaban abiertamente al nazismo abundan. Mientras empezaba a gestarse en nacionalsocialismo en Alemania, ambos impulsaron ideas que respaldaban la idea de la “pureza aria”. Fueron, también, unos de los principales responsables de expandir el antisemitismo en la academia. 

El periodista Javier Salas recopiló algunas de esas anécdotas. En 1930, por ejemplo, ambos organizaron la “primera reunión del grupo de Científicos Alemanes por la Preservación de la Pureza de la Ciencia”, en la que atacaron la “física judía” y trataron a Albert Einstein de charlatán. Diez años antes le habían hecho reproches similares, al despreciar su trabajo por no tener la “pureza germana”.

“Hay que erradicar el espíritu judío”, escribió alguna vez Stark en la revista de las SS. A Lenard el partido Nazi lo nombró jefe de la Física Aria.

Sus reconocimientos, poco a poco les fueron retirados. A Lenard lo expulsaron de la Universidad de Heidelberg. Stark tuvo que pagar cuatro años de cárcel. 

Pese a ello, en la Luna los dos cráteres conservaron sus nombres. Fueron puestos en 1970 porque según Charles Wood, responsable de la IAU, en sus candidaturas omitieron sus pasados nazis.

Ahora, gracias al físico cuántico Mario Krenn, quien fue el que advirtió de ese gran error a la entidad, esos espacios en nuestro satélite tendrán nuevos nombres.

Comparte en redes: