Dos estudiantes de la U. Nacional en simulacro de viaje a Marte

La estación de Mars Desert Research Station es una estación para poner a prueba elementos requeridos para llevar a cabo misiones en otros planetas. Los colombianos evaluarán el traje espacial "cóndor" y un vehículo.

Mars Desert Research Station es el segundo hábitat de simulación para la exploración superficial de Marte de los cuatro planificados por la Mars Society.Wikipedia

La estación de Mars Desert Research Station (MDRS), administrada por The Mars Society y ubicada en Utah (Estados Unidos), es una estación para el desarrollo de misiones análogas que permite poner a prueba protocolos, equipos, entrenamientos y demás elementos requeridos para llevar a cabo comisiones en otros planetas, en particular en Marte.

Óscar Iván Ojeda Ramírez y Hernán David Mateus Jiménez, estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), elegidos para esta delegación latinoamericana, probarán allí cuatro elementos: la versión optimizada del simulador de traje espacial Cóndor –elaborado con ayuda de la Fuerza Aérea Colombiana–, un vehículo terrestre que servirá como plataforma para probar una rueda diseñada en la Universidad de Purdue (Estados Unidos), un lisímetro de pesada desarrollado en conjunto por la U.N. y la compañía CLH Ingeniería, y un sistema de posicionamiento basado en el reconocimiento de estrellas. 

El proyecto busca realizar avances con pruebas de campo de los elementos experimentales que se llevan y aprender sobre el desarrollo de misiones análogas y de los diferentes elementos que las componen, de manera que permitan orientar a futuro los esfuerzos del grupo hacia la solución de los problemas que surjan de esta experiencia. 

El proyecto consta de tres fases: (1) preparación, en la que se pondrán a punto todos los elementos y en la que los participantes se entrenarán para las diferentes actividades, (2) ejecución, que son las dos semanas que durará la rotación (entre el 13 y el 28 de enero), y que consiste en la tripulación 187 en ocupar el hábitat, en el denominado Team Latam II, organizado por The Mars Society Perú, y (3) fase posterior, en la que se recuperarán todos los datos obtenidos y se generarán los respectivos informes.

La tripulación está compuesta por siete latinoamericanos: dos mexicanos, dos colombianos y tres peruanos, cada uno de los cuales ocupará un cargo según su perfil y experiencia. En el caso concreto de los colombianos, Óscar Ojeda se desempeñará como científico de la misión y como ingeniero de actividades extravehiculares (EVA), y estará a cargo de los laboratorios de la estación, planeando e informando de las excursiones fuera del módulo; y David Mateus será el greenhab officer, responsable de que todo funcione de manera óptima en el simulador del invernadero marciano.

Al respecto, Ojeda señaló que “la misión es necesaria por varios motivos: en primer lugar para garantizar la supervivencia de los humanos y para descubrir más información sobre nuestro sistema solar y sobre la existencia de vida en otros planetas, además de muchos otros aspectos científicos. También para desarrollar tecnología que permita mejorar la calidad de vida de los habitantes de la Tierra e inspirar a las personas a soñar con objetivos que nos unan como humanidad. Es una gran oportunidad participar de este tipo de actividades, que nos reta en sentido técnico y personal”.

Por su parte Mateus indicó que “la conquista de nuevos lugares nos permite acabar con los miedos generados por lo desconocido, ya que, a diferencia de los robots, los humanos tenemos la capacidad de generar nuestra propia percepción de los nuevos lugares que exploramos, lo cual nos permite añadir información a la que percibimos en las fotografías”.

La simulación impone restricciones como una cantidad limitada de agua, energía e internet. Por ejemplo solo se pueden tomar duchas cada tres días y solo se dispondrá de 150 Mb de internet diarios por tripulante, el equivalente aproximado a sintonizar 60 minutos de radio online.

En misiones anteriores del MDRS han participado colombianos, además de Diego Urbina, quien participó en el proyecto Mars 500. Sin embargo las misiones análogas datan de la época del Apollo, cuando se buscaba entrenar a los astronautas de manera óptima para sus actividades en la Luna. “Con Marte como nuevo objetivo hay muchas personas trabajando en este aspecto, además de mucho interés por parte de las diferentes agencias por desarrollarlas”, concluyó Ojeda.

*Unimedios es la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

La primera selfie en Marte de la misión Insight

Lluvia de meteoritos Gemínidas 2018